viernes, 25 de mayo de 2018

El JULI Y "LICENCIADO" INCENDIAN LAS VENTAS



El Juli en el año de 20 cumpleaños de alternativa dictó una lección de torear en Las Ventas ayer. Gracias a un toro extraordinario de Alcurrucén de nombre "Licenciado". Otra vez la ganadería de los hermanos Lozano enviaron un toro para el recuerdo y para hacer el toreo. Que grandes ganaderos los toledanos que otro año más y van mas de veinte trajeron a las Ventas un animal de superior clase.


Y la suerte fue que le tocó a El Juli en su mejor momento. Celebrando sus dos décadas de matador cuando la madurez, el poso y el dominio son máximos en su tauromaquia.
El capote arrebatado de El Juli fue presagio de un comienzo de faena simplemente soberbio con doblones imperiales y trincherillas antológicas. Dominando y toreando.
El pitón derecho del colorado era de cortijo. Las series largas, llenas de mando, largura y mano baja fueron superiores. La muleta arrastrada y el hocico del toro rebozado en arena.  Los obligados de pecho, mas que nunca, tras series de seis y siete muletazos fueron de pitón a rabo. La izquierda de Julián también guió el viaje con largura y cimbreo de cadera aunque no era tan franco por ese lado. Se puso siempre el torero bien colocado para torear de verdad. La plaza era un volcán. Los finales con doblones y remates por bajo a diestro y siniestro pusieron el broche a una faena de gran categoría y poderío. Abundantes y de calidad fueron los muletazos del madrileño. El toro entregado, consumido y exprimido le pidió la muerte y allí se acabó el embrujo con un horrible pinchazo y descabello posterior que cerraron la cantada puerta grande y rebajaron el premio a una oreja.
Parecía imposible que una figura del toreo pudiera torear así y matar con el "julipie" perdiendo la gloria. Había realizado una de las dos o tres mejores faenas en esta plaza, que tanto le ha pesado, en veinte años. Y se ciscó en la suerte suprema yéndose del embroque sincero y buscando la trampa que ha inventado. Y no coló. Se acordará mucho de este toro y de esta faena pero también del pinchazo en el momento clave.


Orejas aparte dejó la faena mejor de esta feria al mejor toro de lo que llevamos en veinte tardes. Un toro codicioso que exigía un torero delante. Le apretó le dominó y el "Núñez"se lo dio todo. Ambos sacaron lo mejor de si. Raza, bravura y entrega de toro y de torero. Y la plaza se incendió. Lo que soñamos y pocas tardes vivimos sucedió ayer en Madrid.

Ahora vendrán los "neoenteraos"de la postverdad a negar la evidencia. Como lo hacen con Ponce o con Roca Rey. Los listos que ponen pegas a un faenón como el de ayer diciendo que no emociona, que mete el pico o que es basto. Lo que hay que oír y lo que hay que leer.

El Juli es una figura del toreo y ayer quedó muy claro. El mano a mano con un novel de gran proyección así lo evidenció. Ginés Marín pechó con toros complicados y con valentía mostró muchas cosas buenas y otras menos por la bisoñez de su carrera.
El maestro Juli dictó una lección desde la madurez y la sabiduría. El joven tiene mucho por delante que aprender pero pasó la tarde con coraje y decisión. Corrida entretenida. La gente se divirtió y rompió la fiesta a lo grande con el toreo catedrático de un gran maestro; El JULI.


 



 


 

 
 


martes, 22 de mayo de 2018

VIC FEZENSAC UN SANTUARIO DEL TERCIO DE VARAS




VIC FEZENSAC localidad de la región francesa Pirineos- Mediodía ubicada en el sur oeste de Francia en las faldas de los Pirineos, atesora una afición al toro muy especial.
Su feria de Pentecostés es un clásico desde hace décadas en el calendario de las ferias del toro serio y espectáculo íntegro.
Y es que este pueblo de cuatro mil habitantes tiene una plaza de mas de siete mil localidades que llena sus tendidos hasta la bandera de público exigente y amante del toro.
La filosofía imperante de otra época. La suerte de varas se cuida de forma escrupulosa. Se pintan cinco rayas consecutivas señalando donde poner al toro al caballo. Cada vez se le pone en suerte más lejos para ver si el toro muestra toda su bravura. Los petos ligeros y los caballos livianos y bien domados ponen el equilibrio al primer tercio. La cuadra francesa de Bonijol es simplemente la mejor del toreo.


Los toreros participan en sus turnos para colocar a sus toros a la distancia adecuada. Recuerda a un tentadero. Los picadores se sienten toreros y arriesgan. Aquí se crecen porque el público premia a los que hacen la suerte con pureza y verdad. Este entendido público no permite puyazos caidos, tapar la salida o abusar del toro. Así se consigue que la lucha sea de poder a poder sin las ventajas de un caballo-tanqueta inmóvil.



El toro se cuida con esmero. Gusta el toro grande y la procedencia encastada. Se buscan hierros con máximo trapío y fama de bravos. Hierros proscritos.
Una comisión de aficionados amantes del toro son los encargados de velar por el prestigio y calidad de los hierros que acuden año tras año. Incluso lidian ganaderías que en ningún sitio de España se pueden ver. Es admirable la apuesta por sangres marginadas y olvidadas en España y que poseen casta brava, llenas de historia.
Vic Fezensac vive en otra galaxia. Apartada del toreo moderno, del monopuyazo y del medio toro comercial. Aquí reina el toro serio y bravo. Ese que no quieren ni ver casi ninguno. Y los toros tres veces al caballo al menos y el castigo medido con mesura.
Los matadores que vienen suelen ser de segunda fila pero con capacidad para aguantar embestidas jurásicas y exigentes y capacidad de lidiar. Las figuras brillan por su ausencia. Y tampoco se echan en falta. El toro es lo primero.

 
La plaza es una precisosidad. Cuidada, acicalada y cómoda. Unos corrales amplios exhiben los torazos a lidiar donde el público puede admirar el trabajo de veedores y responsables de su compra. Y en su puerta principal reina una escultura del gran Emperador de esta plaza; Francisco Ruiz Miguel. Héroe aquí durante muchos pentecostés.

En definitiva Vic Fezensac es un oasis en estos tiempos del toreo moderno. Las faenas aquí son mas livianas y es el primer tercio el punto álgido. No es posible ver apenas en otros cosos a un toro galopar desde treinta metros al caballo. La belleza de esta suerte enamora a cualquier aficionado. Y aquí se ve cada tarde dejando tercios para el recuerdo con mucha frecuencia. Algo que se intenta borrar de la corrida actual.
Puede que el concepto no sea del siglo XXI. Puede que los nombres de figuras o ganaderías de moda tampoco se lean en sus carteles. Ni falta que hace. Pero en Vic hay seguridad de seriedad, integridad y respeto absoluto por el TORO. Y de ver la suerte de varas en todo su esplendor como en ninguna otra plaza de toros.



Por eso merece la pena esta feria y conocer a una entendida afición amante del toro y guardiana de un tesoro de siglos. Gentes sencillas de esta preciosa tierra de campiña.
Enhorabuena a su comisión organizadora, que lejos de políticos e intereses, preservan lo auténtico y son celosos guardianes de la emoción defendiendo siempre al aficionado.
Larga vida a la Feria de Pentecostés de VIC FEZENSAC.

 



 

 
.

martes, 15 de mayo de 2018

LA INCOMPETENCIA INDIGNANTE DEL PALCO DE MADRID


Lejos empiezan a quedar los tiempos en los que el palco de la Plaza de toros de Las Ventas gozaba de un equipo serio, cualificado y aficionado. Señores presidentes como Luis Espada, Juan Lamarca o Marcelino Moronta por ejemplo, mantuvieron el rumbo y la seriedad de la llamada primera plaza del mundo durante años.
Este año  2018 y en menos de dos meses se ha pulverizado el criterio, la seriedad, y lo que es aun peor, el respeto al espectador que es que paga.
Empezemos por la corrida del Domingo de Ramos donde el presidente y su equipo veterinario aprobaron y consistieron lidiar un toro de Victorino Martin con una cornada en el culo. El boquete se veía desde la andanada. Lógicamente el toro renqueó ostensiblemente y no fue devuelto al corral. Un lisiado toro herido y sangrando que nos colaron a los aficionados en nombre de la autoridad. Una estafa con mayúsculas. D. Jesús Gómez Martín.


En la Feria de la Comunidad( 1de Mayo), con cuatro pañuelos otro señor dio una oreja a un novillero. Y en el otro novillo donde la petición fue absolutamente mayoritaria se lo guardó para evitar una salida en hombros que hubiera sido de charlotada. Una incompetencia total. Un ridículo de aupa.
En la cuarta de este San Isidro tras una buena faena de Fortes con estocada incluida se pidió una oreja con una mayoría casi absoluta. Y un tal Sr. Magán se pasó por el forro lo que pedía el público y no concedió la oreja que era de ley ahora y en cualquier época. Y se montó un escándalo público provocado por un presidente que decidió que no era de oreja. Una cacicada incomprensible. No se estaba pidiendo la segunda, sino la primera que es del público. Tampoco se estaba midiendo una posible puerta grande. Y el señor que en teoría tiene que defender el reglamento, la seguridad y el orden público propició un altercado descomunal e indignó a miles de personas que bardaron el ruedo de almohadillas. Si este fuera un país serio, automáticamente estaría cesado en la calle. Y si tuviera vergüenza, debería admitir que la cagó y marcharse a su comisaría.



Dos días después con cuatro pañuelos D.Justo Polo concede una oreja con una minoritaria petición rebajando el "nivel "que el ínclito Magán  había "acaudillado" unipersonalmente.
Para remate hoy 14 de Mayo; el Sr. Jesús Gomez, el mismo  que el Domingo de Ramos apadrinó el fraude de aprobar y lidiar un toro corneado y sangrando y mantenerlo en el ruedo pasándose por el arco las protestas del público, se ha vuelto a coronar de gloria.


Toro de Las Ramblas "Opaco".
Salió un toro de las Ramblas, de nombre "Opaco" y se emplazó en los medios. Apático y sin acudir a los cites. Los banderilleros Carretero y Otero con muchas precauciones y poca intención real de r ir por él se quedaron a muy prudente distancia sin insistir. Su matador David Mora tampoco estaba por la labor atrincherado en el burladero. Pasaba el tiempo y no había valiente de pararlo. Recordé tiempos pretéritos donde los peones de antaño que sabían y valían se iban a los medios a romper y parar a los toros emplazados y mansos. Me acordé de Ruiz Miguel, de Esplá...
 Estos de hoy se quedaron detrás de la mata. La profesionalidad y la vergüenza torera se echaron de menos. Y el valor.


Y el señor Gomez preso del pánico sacó el pañuelo verde y lo mandó al corral sin saber si el toro estaba lisiado, era manso, ciego o cojo. Pudo sacar el blanco y ver al toro en los caballos donde muchos mansos rompen. Pero sacó el verde incumpliendo la lógica, reglamentos aparte. Siendo cómplice y haciéndose el amíguete de los toreros a los que no quería hacer pasar un mal ratejo. Y así tan amigos.
Su decisión indignó y dejó boquiabiertos a gran parte de la plaza por su falta de conocimiento y con razón. Van dos errores graves en un mes. Y en ambos en contra del público, que es quien paga y al que debe defender. Muy mal. Garrafal.
Este es el estado del palco de Madrid. Ocupado por personas que han demostrado reiterativamente su incapacidad para ocupar tan importante sillón. Madrid está sin norte y sin autoridad. Es un hecho irrefutable. La pena es que no se destituya a nadie aunque le tomen el pelo al personal. La pena es que los políticos los ponen ahí. La pena es que los peores aficionados los tenemos dentro de la fiesta. La pena es que los que hacen mas daño están en los palcos y en los corrales. La tragedia es que en esta España desgraciada cualquiera puede ser cualquier cosa y hacer lo que le salga de ahí.
Ya ni el palco de Madrid sabe nada de toros ni vela por nada ni por nadie. Si el señor Font levantara la cabeza los mandaba a dirigir el tráfico y los echaba de la plaza. Fuera del palco ya;! a los indignos que lo ocupan hoy dia. Son ustedes pésimos.

jueves, 3 de mayo de 2018

JAVIER CORTES SE REBELA TOREANDO Y SANGRANDO EN LAS VENTAS


El toreo de Javier Cortés.

Javier Cortés al que no conocía ni Dios, salvo, unos pocos aficionados, llevaba cuatro o cinco años sin torear en España ni una sola corrida hasta 2017 donde le dieron una tarde en Las Ventas en septiembre pasado. Ese día y con dos gayumbos de ganaderías duras se mostró como un torero de los pies a la cabeza. La espada le cerró la puerta grande pero se ganó un hueco en esta plaza que ya le vio triunfar a lo grande como novillero puntero hace una década.
Su calvario y su olvido se vio además agudizado con una lesión gravísima en un ojo que le tuvo postrado y deprimido en una cama durante meses. Un quinario durísimo para un torero que no merecía un olvido y un desprecio tan fuerte e incomprensible.
Tuvieron que ser los franceses los que le dieran sitio en sus ferias del toraco grande. Unos amigos galos que le buscaban toros para entrenar y alguna corrida en los cosos toristas de las Galias. Allí tarde a tarde fue donde Cortés avisó y demostró que el sistema actual había dejado escapar un matador de toros como la copa de un pino. Y seguían sin escuchar sus logros en nuestra piel de toro. Ni una sola corrida en un lustro. Como un apestado. Algunos seguíamos su trayectoria y recordábamos lo buen torero que fue ya en sus tiempos novilleriles. Pero no le ponían ni en su pueblo, Getafe, que por cierto cerró su plaza por las hordas de ultraizquierda dejándola abandonada a la ruina total.

Después de triunfar en los templos del torismo francés por fin Madrid le dio una corrida el pasado septiembre. Su magnífica actuación no le ha dado ni un puesto en las ferias iniciales del año. La Comunidad de Madrid se acordó del buen ambiente dejado en su regreso y le anunció en la corrida goyesca anual del 2 de mayo.

Y llegó el dia. Y Javier Cortés nos dio una grandiosa tarde de toreo y verdad. Con su primer toro soso y sin mucho celo dejó un quite ceñido de quietud pétrea en los mismos medios. Aviso de como venia a Madrid. Su faena fue un muestrario de colocación perfecta, precisión en los toques, temple, pureza y verdad. Puso todo él. Solo la espada fue el lunar de una faena maciza y seria.

 
 
El último cartucho tenia 655 Kg. una alzada de caballo y dos guadañas infinitas. Resultó ser una gran toro. Noble, repetidor y encastado. Uno de los tres magníficos que lidió el Maestro Joselito en su plaza y en su "día". Le hizo un quite espeluznante por chicuelinas y tafalleras. Un pedazo de toro colorado guapo pero pavoroso. Lo pareó Antonio Molina con dos soberbios pares de poder a poder asomándose a ese balcón; con bragueta y torería. Para recordar...
Y el menudo Javier se fue a los medios y esperó con su muletita y su peinado de primera comunión al mostrenco. Momento de máxima emoción cuando le recetó dos naturales mirando al tendido sin inmutarse al pasar el tren de mercancías. Quieto como un palo. ¡Dios mío, que par de pelotas!
Pero es que se puso a torear y cuajó unas series rotundas de derechazos con mando, mano baja, temple y pureza. Dando el pecho, suerte cargada y rematando detrás de la cintura. Sin una ventaja para él. En un obligado de pecho el toro que ya no cabía, le enganchó en la zona posterior de la rodilla y le clavó una navajada certera. Brotó un reguero de sangre torera y se tiñó la media al instante de rojo caliente.


La cornada.
Pero Cortés se volvió a poner otra vez. Pálido, dolorido, desmadejado. Apenas se tenia en pie. Una serie enorme más, de toreo bueno. Ligando en un palmo y sin opción de moverse porque ya no respondía la pierna. La estocada recibiendo fue de palanca. Defectuosa, atravesada pero con verdad y entrega heroica.
 Un momento de máxima emoción. Cayó entonces inerme el héroe del 2 de Mayo en los brazos de su cuadrilla que lo llevaron a la enfermería entre una pañolada de admiración y emoción compungida. Una oreja de oro y la segunda no concedida; se pidió con pasión.

Las Ventas fue testigo del toreo y la verdad de un torerazo que había sido despreciado y olvidado por los caciques de los cambios de cromos y el monopolio. Un ridículo más de la jarca anti taurina que padecemos y que tanto daño está haciendo a la afición.
Javier Cortés hizo el toreo verdadero. Rematando detrás de la cadera, dando metros a las embestidas, enseñando el pecho y toreando puro. El de toda la vida. El de verdad. Sin destoreo ni trampas ni humos. Y además jugándosela con una serenidad que daba miedo. Le arrastran, vamos...
Ayer vivimos una tarde de épica y auténtica. La fiesta es grande por esto. Un pedazo de toro encastado y un enorme torero.
Supongo que ya le echarán cuentas, señores de la mafia...o todavía no es suficiente?


Héroe, torero!


El galán de 655 kgs.
 

martes, 17 de abril de 2018

El JULI INDULTA UN GARCIJULI, EN "LA CASETA" DE LA MAESTRANZA.


La tarde de ayer confirma el naufragio definitivo de la plaza de toros de Sevilla. Tercer indulto en pocos años de un toro sin merecimiento para tal premio en una plaza de primera categoría.
Y es que  "Orgullito" de Garcigrande fue un toro extraordinario en la muleta. Pero en el caballo cumplió sin más y fue apenas picado. Defectos como escarbar durante la faena tampoco sirven para encumbrar a un toro y menos en Sevilla.
El Juli lo toreó a placer con profundidad, mando y mano muy baja. No era para menos. Un toro con esas embestidas y con un maestro consumado delante dieron paso a una catarsis colectiva con olor a gyntonic y corbata de seda. La fiesta del palmoteo y "el mira que guapo vengo a los toros" es cómplice de esta nueva moda festivalera que trata de indultar a cualquier animal que repita incansable detrás de una muleta. La suerte de varas ya no existe. Y menos para examinar a un toro que pueda o no ser indultado. Ayer un puyazo y un picotazo fueron suficientes para indultar a un toro en La Maestranza.

El toro que se busca en las ganaderías de los toreros (Garcigrande, p.ej,) es el incansable y noble en la muleta. El toro de los cien pases se ha impuesto al de los puyazos de ley. La fiesta del indulto gana terreno y ya no hay ni rubor para indultar ni en Sevilla, aunque un toro escarbe o solo reciba dos puyazos sin emplearse. Casi da igual.
En mi opinión un toro para ser indultado ha de ser bravo de principio a fin y de pasar con nota muy alta la auténtica prueba del tercio de varas. Además de tener fijeza, prontitud, acometividad, recorrido y duración. Y siempre ir a más. Y ha de tener emoción y no perdonar los fallos del torero que esté delante. Una bravura desbordante en todos los tercios y siempre a más y a más. Solo en ese caso se debería indultar y más aun en una plaza de primera categoría.
El toro de Garcigrande fue un grandioso toro para la muleta. Pero tal vez una vuelta al ruedo hubiera sido lo justo para valorar su comportamiento. Pero Sevilla ha perdido el norte como casi todas las plazas de España, apostando por una fiesta facilona y triunfalista que desconoce casi por completo lo que es un toro realmente.
Se dicen selectos para apreciar el arte fino de los toreros y el otro día regalaron una oreja lamentable a  un Talavante en horas bajas por aprovechar el viaje de, un infecto torete de Matilla , con el pico y trapaceando. Una oreja que valía lo mismo que la de Roca Rey días antes, que tras una faena rotunda, ajustada y profunda y un estoconazo de ley fue premiada racanamente con lo mismo. Se ha perdido el criterio, la objetividad...se ha perdido afición y entendederas.
Los desvarios del ignorante respetable pueden tener un eximente que se llama rebujito o gyntonic.
La realidad es esta. La fiesta está atacada mas que nunca y el taurino piensa que el indulto va a paliar la oleada anti que nos acecha. Que vean que somos buenos y queremos los animales y les salvamos la vida por cualquier cosa.
Pero es justo al revés. El buenismo imperante no puede ni debe estar en esta fiesta tan especial y única. Seria el principio del fin; de la suerte de varas, de la emoción incierta de la casta,  y del toro bravo. Ya se está viendo demasiado y el camino emprendido es peligroso y nocivo para el espectáculo.
No hay que abaratar los premios de excelencia. Un indulto y cuatro orejas de El Juli queda muy bonito para comentarlo en la caseta o para ponerlo en un informativo. Pero cuando se trata de una plaza de primera categoría suena a choteo y es un choteo.
Sevilla se acerca cada día más a las plazas de playa. Tal vez todas las plazas. Madrid da sus primeros síntomas.


Y es que los que saben de esto y gustan de la fiereza del toro bravo se han bajado de este tren de la catarsis y las camisas rasgadas. Muchos han desertado aburridos de esta neofiesta carnavalesca dando paso al turbión de pseudoaficionaos que no saben de que va esto. Ahora el público de aluvión paga los eurazos que les pidan por ver como sea un indulto o un torero con dos orejas en la mano sin importar si son auténticas o no.
No es la fiesta que hace grande a este arte. Matar lo auténtico y lo realmente bueno es claramente un error que puede a llegar a ser mortal. Hace pocos años " Orgullito" no habría sido indultado y El Juli se hubiera quedado entre dos y tres apéndices. Sin desmerecer su gran tarde de toreo y madurez. El Juli ayer estuvo soberbio con dos toros diseñados para él y para otros. Tarde rotunda de un maestro consumado del toreo que puede con todo pero se conforma con toros nobles y repetidores en vez del toro que demanda sometimiento y riesgo.


Su triunfo incontestable y rotundo. Pero somos muchos los que nos quedamos pensando qué pasaría si el toro tuviera mas picante y más casta encendida y el todopoderoso Juli aceptara el reto. Esa seria una película de Oscar que ya nunca veremos.



martes, 3 de abril de 2018

ROCA REY : EL CAMINO A LA CIMA.


ROCA REY evidencia en Sevilla su gran momento y su gran evolución. Una faena soberbia con un toreo al natural sobresaliente el domingo de Resurrección ha sido una clara muestra de la capacidad de esta nueva figura del toreo.
Torear así de macizo, profundo, templado y puro no es nada corriente. Muchos decían que era un torero de circo, que no sabia torear. Y pumba! Lección de lo que es torear al natural con mando, pureza y temple. Muñeca rota, mano baja, muletazo detrás de la cadera. Una obra muy reveladora de un torero que a pesar de su valor descomunal y su ambición sin límites tiene un toreo de muchos quilates en sus muñecas.
Sevilla solo premió con una oreja a pesar del estocadón con derrote asesino, esquivado, incluido.




Valencia fue testigo hace unos días de otra faena rotunda ante un toro de bandera. Se observa en Roca Rey un toreo mas encinturado, sobre los riñones, de suerte cargada y trazos circulares y con ritmo templado. Unido a su decisión y un valor de acero. La enorme dimensión del peruano para esta temporada , con este arrollador comienzo, augura grandes tardes de toros.
Lo de su toreo estoico a pies juntos y sus inverosímiles pases por la espalda son un complemento para que sus actuaciones capten la atención del público. Aparte de un capote lleno de imaginación , variedad y sorpresa.
Por eso es el único torero que arrastra masas a las plazas en estos tiempos de aforos a la mitad y escalafón revisto mil veces. Cada vez que torea llena las plazas. América tiene la gran figura que ansiaba tras la retirada de Cesar Rincón. El Perú cuenta con un grandioso torero que crece cada día en su tauromaquia y en su ambición por mandar y ser el number one.


Parece ser que afirmar esto es un sacrilegio para los puristas que dicen que es un "torero recortador". Le niegan cualquier conocimiento de toreo. Solo se le reconoce su quietud suicida y sus vistosos quites. También decían que Jesulín no sabia torear y fue uno de los toreros mas templados que hubo en las últimas décadas.

Pues bien Roca Rey sabe torear y muy bien. Domina el capote como nadie. Y este año nos ha mostrado un salto en su pureza y estética con la muleta. Cargando la suerte, toreando con todo el cuerpo y templando sin dejarse enganchar. Y tras la espada recto y por derecho.
Dos grandes faenas en apenas diez días. Sevilla y Valencia. Y en Castellón máximo triunfador. Ojo que queda mucha temporada pero Andrés ya se ha escapado del pelotón. Huele a temporada grande y a año de consolidación. Pero sobre todo a aire fresco y a ilusión para la afición.
Si el toro no lo descompone, ROCA REY reinará este año en los cielos de la tauromaquia .



 

miércoles, 21 de marzo de 2018

PONCE CONSOLIDA SU REINADO EN LAS FALLAS



Después de finalizada la primera gran feria del año, la de Fallas en Valencia, Enrique
Ponce se aposenta aun más en su trono de Rey del toreo.
Sus dos tardes en "su Valencia" han sido dignas de recordar. Han demostrado que es un "sin techo". No hay techo para tanta sabiduría y tanta afición. Sencillamente está mejor que nunca y eso que en esta feria cumplió 28 años 28 de alternativa.
Y es que en su primera tarde cuajó una faena sensacional a un toro que parecía no tener nada. El secreto de las pausas, los toques precisos, las alturas. Solo al alcance de una inteligencia superior. Acabó poniendo plaza boca abajo en sus personales doblones finales llenos de empaque y en un arrebatado final por molinetes con ambas rodillas en tierra. Como un novillero desarrapado. Como si no hubiera contratos. La estocada caída fue el único defecto pero las dos orejas compensaban el robo del primero donde el presidente no atendió una mayoritaria petición tras faena menos rotunda pero con momentos de empaque y elegancia. Lo del cuarto se recordará. La maestria para inventarse un toro y hacer con él lo que le dio la gana. Eso no lo hace nadie. Excelente con el capote también y en la brega.



Al día siguiente la sustitución fue para él, por Cayetano. Y dejó otra faena de mimo, cadencia, reposo, naturalidad y estética superlativa. Delante de un carretón de embestida pastueña. El toreo abandonado y acinturado. El toreo con todo el cuerpo y toda el alma en cada pase. Un bajonazo entre la histeria desatada  no fue óbice para cortar otras dos. Cierto es que la espada tan baja no puede ser premiada por igual con una estocada en lo alto. La presidencia de Valencia es un cachondeo. Premio excesivo y triunfalista. Pero la obra de Ponce ha quedado para los anales de la plaza. Muchos cuestionan aun a este torero. Negarle es negar al torero mas completo e inteligente de las tres últimas décadas.



Destacó también Roca Rey y mucho. Dos orejas por un faenón a un toro muy bravo
 de Cuvillo previo recital con el capote innovador y esplendoroso que maneja. Emoción por el compromiso y las distancias. Por pasarse los pitones a milímetros. Por
sus cambios por la espalda y circulares completos de nueva creación. Un espectáculo el toro de Cuvillo que fue simplemente de bandera. El mejor de la feria.
 Y el torero a la altura. Un triunfo rotundo de Roca que es la única figura que lleva gente y no falla nunca en el triunfo. Aún no convence a muchos...? Pero que no se preocupe...Ponce es un fulero para no
pocos también;  a pesar de haber conquistado todo en el mundo taurino.


Brilló Ferrera en una faena a un gran toro de Victoriano del Rio. Torería, poso y sabor. Inspirado y a gusto. La espada se llevó una faena de puerta grande. Da gusto verle. Es un maestro consumado.
Ureña con el peor toro de la feria que le dio una soberana paliza mostró un valor de hierro. Una entrega sin límites. Una oreja de LEY. Despreció la vida por triunfar. Pero las lagunas técnicas siguen siendo evidentes y mas con un toro tan cabrón como el que tuvo. Es como esos boxeadores que bajan la guardia y se llevan un directo que les lleva a la lona.  Se mascaba la cogida. A cojones gana el toro. Y el toreo ha de ser también técnica y cabeza. Esto es para listos. Miedo me da que un día un toro le cace y lo desbarate..
Román fue corneado su primera tarde tras una faena emocionante de quietud, valor y responsabilidad. Gran imagen. Con un toro nada fácil. Se tiró a morir y se llevó una oreja y una cornada. Actuación ilusionante para un torero que va a dar que hablar. Evoluciona cada día. Este puede ser un año clave para él.



Colombo mostró ganas de ser en su debut. Lopez Simón cortó dos orejas de playa
 sin decir nada y aburrir. Castella, Talavante, Manzanares vagaron por el averno.
Las Fallas dejaron varios toros muy buenos. Alcurrucén con dos o tres soberbios malgastados por un David Mora inconsistente.
 Los ya citados y algún novillo suelto. Fuente Ymbro también lidió un conjunto interesante que se movió. Garrido estuvo bien con la zurda aunque alternó toreo caro y vulgaridad a la vez. Adame II y Lorenzo no dieron el paso y abusaron de trampas. Un fiasco.
 Los pitones en general sin punta fueron la tónica general. Barberos y limas.
Y algunos novillotes se colaron en las tardes de figuras. La presidencia festivalera y sin criterio;el público también. Lo de siempre en Valencia. Últimamente. Más cerca de plaza de playa que de primera categoría.
Pero esta es la fiesta "moderna" del medio toro y el triunfalismo. A esto le queda un rato? Cualquier tiempo pasado fue mejor? Eso dicen algunos buenos aficionados.


 




miércoles, 28 de febrero de 2018

TAUROMAQUIAS PODRIDAS.



Con los carteles de Sevilla y Valencia en la calle y los de San Isidro a punto de salir, se corrobora de nuevo la podredumbre propiciada por los cárteles del toreo.
Las ferias son una repetición de nombres continua. Los mismos toreros apoderados por los monopolistas y las mismas ganaderías de siempre. El resto marginados. Toreros que ni se visten y ganaderos; que ni para las calles, rumian a solas su desesperanza o su muerte profesional y la de muchos aficionados privados de verlos.


Ya todo empieza a dar pereza y lo que es peor, pesimismo irreversible. La fiesta está en el principio del fin. Se podrían hacer muchas cosas y buenas para conservarla y engrandecerla. Pero sigue anquilosada y secuestrada por cuatro familias de taurinos que manejan y marginan por igual. Una desgracia para la variedad de estilos toreros y de encastes. Las secuelas de años de monopolio y mafia ya se han cobrado víctimas. Muchas ganaderías han desaparecido. Ya no existen. El monoencaste y el mercado de unos pocos han asesinado un patrimonio precioso ya desaparecido.
Otros toreros se han visto relegados a la cuneta. Ya ni en los festivales les dan coba. Hasta los pegases de cada feria se anuncian en los festejos benéficos quitando sus huecos para mitigar amarguras.
El panorama de novilleros es desolador y no es de extrañar ,porque programar novilladas es una ruina total debido a la intervención del Estado Recaudador. No hay novilladas , no salen noveles.
Y el escalafón superior se compone de una clase alta muy envejecida y muy vista que se repite hasta la saciedad. Los que quieren sacar la cabeza no pueden porque no hay ni tentaderos para ellos. Y los mediopensionistas subsisten en festejos sin pasta ni gloria.

Un ejemplo es Juan del Alamo. Puerta grande en San Isidro 2017. No está ni en Sevilla, Valencia ni Castellón. Antes con una oreja en Madrid te dabas una vuelta a España que para eso era difícil conseguirla. Y una puerta grande te llevaba a todas las ferias del mundo. Esa era la grandeza de Madrid y del mundo del toro. Por encima de taurinos e intereses.

La justicia del toreo se llama dictadura de los capos. Las familias y los "consiglieres"  hacen y deshacen todo. Anuncian las ferias de verano en navidades. Llevan toreros, plazas y ganaderías que son impuestas en cada coso año tras año, feria tras feria. La prensa afin a los sobres de euros se vende callando la lenta agonía de un espectáculo en franco declive.
Si a esto le añadimos que hoy día sale un toro que repite incansable detrás de un trapo para permitir faenas monótonas de cien pases matando la emoción y la sorpresa , tenemos un producto previsible y muchas veces aburrido. Y repetitivo ; por actores mas vistos que el te veo.

Ahora se están presentando asociaciones de  supuesta defensa de la tauromaquia. El Foro del Toro de lidia. Hoy mismo; Tauromaquias Integradas. Supuestos movimientos de salvación.
No hay mucha confianza en esto pero algo es algo. Tal vez sea tarde.

Es evidente el avance del antitaurinismo social. Mas bien es galopante. Los toros están perseguidos. Por los políticos de todos los signos. Unos por posición radical en contra y otros por hipócritas y falsos. Por los lobos antis, sedientos de prohibir que ansian un mundo vegano y con bienestar animal. Y una sociedad anestesiada y con menos personalidad que nunca que se ha dejado comer la libertad de elegir o pensar lo que quiera cada cual. El pensamiento único por ende, también está en los que dirigen los estamentos tauromácos.

El problema está mas dentro que fuera y eso que fuera está que arde. El que paga, el aficionado que ama esta fiesta está harto o se está hartando. Todo tiene un límite. Y las paciencias de muchos se han agotado y la deserción ya es un hecho. Otros se resisten a dejar su abono en una plaza, en su poder desde hace décadas pero ya se lo plantean seriamente al ver en sus carteles a los mismos de siempre pero con un estacazo en su cartera (ver feria de Sevilla y sus precios"baratillos").

Así está la realidad. Por mucho que nos cuenten que hay un foro Toro de Lidia y unas Tauromaquias Integradas para defender lo que nos gusta. La realidad es que hay una tauromaquia podrida.

Resulta chocante comprobar que las comisiones taurinas privadas, es decir, sin políticos ni capos de la mafia monopolista, son las que mejores ferias organizan y mas respuestas de público obtienen. Allí donde se contrata a lo que está en buen momento e interesa al aficionado. Se me ocurren Pamplona, Mont De Marsan o Vic Fezensac. Francia, dando lecciones y ejemplos. También casos estimables como Villaseca de la Sagra que se consolida como la mejor feria de novilladas de España y el  municipio que mas promociona la afición con equilibrio e interés. Con unas cuantas "villasecas" esto cambiaba rápido. Así SI. Queda aun esperanza aunque sea poca.

Monumento al TORO, en Villaseca de la Sagra.

Este espectáculo se defiende solo. Con el toro y el torero. Con los mejores. Con la emoción y la verdad y la equidad. Y sin abusar del bolsillo del respetable que hace un esfuerzo por ir a uno de los espectáculos mas caros que hay. Y ya no quiere ver a Padilla, oiga, con todo mi respeto a este torero.

Sin politicos y sin mafia la fiesta está salvada. Con fundaciones hipócritas, la fiesta está DEP.