miércoles, 7 de febrero de 2018

FANDIÑO FUE FIGURA DEL TOREO A PESAR DE SU APODERADO.



Leyendo el libro de "MAÑANA SERÉ LIBRE" de Néstor García, apoderado del malogrado Iván Fandiño he sacado varias conclusiones.
La mas rotunda es que Fandiño fue Fandiño a pesar de Néstor. Frase que no es mía pero que un crítico, ya la dijo y me sumo a esa afirmación.
En este libro este personaje, novillero fracasado, desglosa su carrera como apoderado dando detalles de sí mismo que le dejan a la altura de un navajero. Comportamientos amorales que él mismo reconoce que cometió. Mentiras, argucias y trampas que usaba para conseguir que su torero fuera contratado. Y otras muchas que no cuenta y que se saben por ahí y que lo retratan como persona.
Este señor de Guadalajara ha sido el gran manipulador de un torero sin personalidad que confió toda su carrera y su vida personal, a los dictados de un ambicioso que proyectó su fracaso en un diamante sin pulir.
Comportamientos que él mismo califica como crueles, tuvo en el día a día de Iván al que hizo un marcaje férreo para hacerle torero. Pero la realidad es que el que se jugaba los muslos cada tarde era Iván. Siendo un torero sin mucha clase ni tocado por las musas de la estética, hizo una carrera impresionante y a pesar de los desplantes y chulerías continuas de su apoderado, Iván logró llegar muy alto y mantenerse unos años en los puestos de privilegio. Todo ello conseguido con su valor, su entrega absoluta y su raza de torero.
Muchos de los planteamientos del nefasto director de vida le perjudicaron claramente a Iván. Innumerables desplantesy amenazas desafiantes a empresarios, ganaderos, y compañeros hicieron que muchos detestaran a Fandiño y a su apoderado que eran expertos en coleccionar enemigos por derecho propio. Tal vez muchos no les tragaran por eso y además; por ir de independientes cosa muy loable y admirable en este asqueroso y putrefacto mundo.
Un ejemplo. Cita en el libro a Victoriano del Rio. Con él tuvieron diferencias. Le llama rácano despectivamente. También dice que en su casa le recibió con educación y señorío. En cambio Néstor le increpó despóticamente ante la presencia de una peña taurina una vez; en su propia finca cuando el bueno de Victoriano le había encerrado un toro y dos vacas en el principio de la decadencia de FANDIÑO. Fui testigo de aquello. Le habló como si fuera un mierda y en su casa."¿ Quien son estos? Si lo llego a saber no vengo".
Asimismo obligó a todo el mundo a guardar teléfonos y silencio mientras Iván toreaba vigilando cual matón que nadie osara ni mirar su móvil. Ese era el agradecimiento al aficionado que es el que paga para que el pudiera comer. Y a un señor que te invita a tu casa a tentar. Muy elegante y considerado, en su línea. Un dechado de educación.
Néstor se metió en su vida personal. Controlaba los dineros, las propiedades, hasta con quien debía casarse y quien podía ser o no su amigo o novia. Si debía salir o estar en casa a las 9 de la noche cual niño chico. Iván obedecía sin atisbo de personalidad para rebelarse, ante los obstáculos que muchas ocasiones le generaba su media naranja. Su evolución artística hubiera sido mucho mayor con otro consejero a su lado, con mas conocimientos de tauromaquia y formas mas educadas. Pero el ínclito alcarreño se las valió para acapararle y sorberle el cerebro al vasco.



El caso es que Iván no fue el mismo desde aquel 29 de Marzo de 2015. Su encerrona en Las Ventas fue un petardo estrepitoso diseñado por el "genio" y con cierta lógica; muchos se alegraron del fracaso del déspota desairado. Siembra vientos y recogerás tempestades.
Iván se estrelló contra un muro que tal vez no podía saltar. Su gesta admirable. El resultado decepcionante.
Tal vez Fandiño debió parar. Como debió parar después de cornadas durísimas que su apoderado se empeñaba en recuperar a la carrera y contra la razón médica, para no perder contratos. Un año o dos para reflexionar, mejorar y ordenar su mente. Hubiera sido positivo. Aquella encerrona de Madrid no la había superado. Estaba traumatizado y desquiciado. Yo no reconocía al torero que me había deslumbrado con su verdad y su valor durante muchas tardes. Le seguí, defendí y escribí mucho bueno de él. Me había convencido. Pero ahora no era el mismo torero ni de lejos.
Un apoderado competente y más; un amigo, le habrían hecho parar. Parecía necesario. En cambio este señor que tanto le quería; le arrastró a las portátiles y a las plazas de pueblos de cuarta alegando que Iván necesitaba torear. La gente y la prensa muchas veces se ensañaron con el héroe caído. Fandiño era un torero triste y desesperado. Creo que quedaba torero para resurgir pero sus campañas posteriores a Madrid 2015, eran un quiero y no puedo. La ansiedad desquiciada era su peor aliado. Y ahora contra todos. Los empresarios fieles empezaron a olvidarle y aquello hizo mella en Iván. Y los públicos también le volvieron la cara. Volvió a ser yunque. Lo que muchos esperaban llegó y no hubo misericordia ni en contratos ni en el desplome del caché. Le quitaron el martillo y le molieron.
Una grandiosa faena a un toro en Bilbao en 2016 fue el punto de inflexión y el atisbo de esperanza para confiar en el resurgir del león de Orduña. Muy lento todo..


Pero llegó aquel toro en Aire Sur L Adour y acabó con todo en un absurdo quite.
Se había cebado la mala suerte con Iván desde aquel 29/03/2015. La que tantas veces le había amparado ante pitones rozando yugulares, femorales o coronarias en cientos de cogidas de muerte. Esta vez no estuvo de su parte. Y se acabó para siempre. En un pueblo de tercera cerca de su plaza de Mont de Marsan donde fue Emperador.
Bueno acabó;  hasta que su amigo siguió viviendo de él ; escribiendo este libro, continuando su imparable ambición y ejerciendo su aptitud para el marketing y la recaudación.
Néstor García fue el responsable de la carrera y parte de la vida de Iván. Muchos errores y muchas sobradas, reconocidas y detalladas en el libro y otras muchas que el toreo sabe y no se cuentan, le granjearon enemigos y a pesar de eso Iván fue una Figura del Toreo por sus cojonazos y por lo que hacia cuando se alejaba del callejón y se iba a los medios con el toro, a resolver su vida y a buscar su gloria. Allí donde no se oían los impertinentes consejos de la "sabia" mosca cojonera...allí fue LIBRE...
Gloria a IVAN FANDIÑO a pesar de su apoderado.



miércoles, 31 de enero de 2018

ALBERTO AGUILAR, EL ADIOS DE UN GRAN TORERO.



Alberto Aguilar el bravo torero madrileño ha anunciado su retirada del toreo activo. Una cornada terrorífica cobrada en Cali le ha obligado a tomar esta dura decisión a los 12 años de su alternativa en 2006.
Las secuelas en su pierna han sido graves. Movilidad reducida en su pie y a peor. Por eso echará este año "palante" y al final pasará por un quirófano para intentar arreglar en lo posible es estropicio de su maltrecha pierna.
Aguilar ha sido uno de los toreros mas honrados y verdaderos que han pasado por los ruedos en esta última década. En sus primeros años era un "ratoncillo" de maneras eléctricas y colores demasiado verdes. Pero poco a poco se fue haciendo con las corridas mas duras. Mató de todo y triunfó con ello. Victorinos, Cuadris, Doloresaguirres, Escolares, Adolfos, Palhas, Ibanes, Saltillos y demás fieras corrupias.



Aprendió la técnica a base de atragantones. Y se fue depurando y atemperando. Lo cierto es que su forma de colocarse era la clave. Dando el medio pecho, cargando la suerte y enganchando las embestidas adelante y rematando detrás de la cadera. Se le ha cantado menos que a otros, pero es lo de los más puros y sinceros que se han visto en estos tiempos. Y encima lo hacia ante torazos enormes y de casta superlativa lo que tiene doble mérito.
La clave también reside en un valor férreo, seco. Y en un corazón caliente y bravo. La casta torera y su torería que expresaba cuando le dejaban las bestias hicieron lo demás.
La espada irregular fue su talón de Aquiles. En ella se quedaron muchos triunfos ganados con las telas. Sus números y sus millones serian otros con un estoque mas certero.
Francia fue conquistada con todas las de la ley. Allí fue base de ferias año a año. Pero pocos dulces y pocas tardes con corridas mas suaves para regustarse en España. Y con las figuras nada de nada.

 
Cada día tenia que ganarse y justificarse para el siguiente contrato. Sus sanisidros en Madrid fueron a sangre y fuego con lo mas grande del campo bravo. Llegaba cada año a examinarse en la cátedra con el interrogante del resto de la temporada en su horizonte. Sus esfuerzos con muchos de aquellos toros fueron titánicos. Jadeante y desfondado quedó muchas tardes tras torear en Madrid y vaciarse del todo para mantener su sitio ganado con esfuerzo y sangre. Y algunas tardes robado por presidentes chulos. Como aquel "Nosferatu" que le birló una clamorosa puerta grande en Las Ventas en 2013. Pero ese verano en DAX cuajó una tarde antológica de 3 orejas con toros de José Escolar. De las mejores actuaciones que jamás ví.

 
Muchas cornadas y porrazos hasta aquel de Cali le han lastrado gravemente. En aquellas navidades colombianas de 2013 llegó la lesión. La movilidad de su pie y su movimiento está muy limitado. Y el torazo sigue siendo el mismo. Y el pequeño Aguilar ya no cuenta con las facultades que tuvo. Se nota. Desde entonces y en silencio ha toreado sin queja ni alivio. Pero ya no es el mismo torero. Además los últimos dos toros mas bravos de San ISIDRO 2016/2017 le tocaron a él y no acabó de cuajarlos ni entenderlos del todo. Eso hizo mella en sus contratos y salió de muchas ferias donde era fijo por derecho propio. Dios te libre de un toro bravo a rabiar...
No amigo de pueblos y sueldos bajos prefirió quedarse en casa antes que torear por unas pipas.
Su dura y meditada decisión es acertada. Seria justo que este año tuviera una temporada acorde a su categoría y a sus cualidades toreras. Ojalá pueda redondear una carrera llena de verdad y sacrificios con triunfos y reconocimiento. Se lo ganó y se lo merece.
La afición no debe olvidar lo mucho que Aguilar dio por la fiesta y por el toreo. Y las empresas tampoco. A ver si el trato es el adecuado...miedito me da...
Se va un torerazo con mayúsculas. Un tío de verdad. Suerte Alberto!

viernes, 19 de enero de 2018

LA DICTADURA DEL PENSAMIENTO: REICH ANIMALISTA.



Vivimos tiempos curiosos. Se vocea el estado de derecho, la libertad, la democracia y demás palabrería biensonante para tapar muchas tiranías e imposiciones de pensamiento. Se etiquetan estos conceptos a todo lo que se trata de imponer; el pensamiento único.
Así con sordina , sin que lo parezca el bombardeo es constante. Los medios siguen directrices de los que mueven los hilos y nos clavan sus mensajes y moralejas. En telediarios, periódicos, programas basura, medios digitales , redes sociales.
Me refiero a la ideología de género ( feminismo feroz), a la España de "las naciones plurales", a llamar "derecho a decidir" a un golpe de estado, a la memoria histórica revanchista y odiadora, a la "paz" con ETA igualando asesinos con víctimas, a las inacciones de la Justicia con ciertos personajes reales o intocables, al aborto "es un derecho". Y por supuesto a la tauromaquia. Por poner unos pocos ejemplos. Dia tras dia, gota a gota. Películas de Disney ;( Ferdinand ) para llenar de antis el futuro. Y a tragar como si fueramos gilipollas o retrasados mentales y decir; "si Bwana"
Existe un movimiento muy bien organizado para acabar con la fiesta de los toros.



Viene de Holanda dicen. Muy potentes en dinero y en determinación. Pagan viajes por el mundo a espontáneos que saltan a ruedos para denunciar la "tortura" y liquidan las ridículas sanciones que blandamente imponen las administraciones cómplices y permisivas. Hay detrás un gran negocio. El de las mascotas. Miles de euros de beneficios para alimentar perros, gatos y demás animales domésticos. Y esparcir por el mundo el evangelio animalista. Presionar a gobiernos para legislar contra el maltrato. Perseguir las subvenciones y/o ayudas al sector taurino si es que alguna vez las hubo. Delinquir si es preciso, boicotear cualquier celebración taurina. Impedir que en foros universitarios se hable de toros. Prohibir, censurar, perseguir solo por ser taurinos, o aficionados a la caza o a la pesca o a lo que ellos desprueben.
El" bienestar animal" es el las dehesas de bravo donde señores privados se arruinan para mantener el ecosistema único de la dehesa mediterránea y para criar un animal exclusivo que sobrevive gracias a las corridas de toros. Con los mejores cuidados sanitarios, alimentarios y de espacios libres naturales.




El bienestar cacareado y legislado cada vez más, es el de los perros en las casas, los jerseys y collares luminosos para perritos y gatitos. El que supone una pila de millones a vendedores de alimentación, veterinarios. El negocio está en las mascotas. Y que la gente hable con ellos, les besen y les tengan mas consideración que al abuelo que molesta y ocupa una habitación. Y les saquen a cagar 10 minutos donde al animalito le plazca que para eso tiene derechos.

Estos lobbys son los que hablan de eutanasia necesaria, de aborto como un derecho. Estos son los que nos quieren prohibir la fiesta mas culta del mundo dándonos una lección de superioridad moral y supuesta vanguardia de pensamiento. Acabar con una tradición y un arte que no tienen igual en la tierra y que además paradójicamente mantienen una especie animal que ya estaría extinguida y unas fincas que ya serían centro comerciales o centros de golf.
La connivencia de políticos que se suman a este pensamiento y que en en privado siguen el toreo es lamentable. La intervención del estado, las autonomías, los medios de comunicación en la libertad de la gente es denigrante. Mensaje constante, pertinaz y erosivo en un solo sentido. Así garantizaran nuevas generaciones que no sepan diferenciar un toro de un vaca y que hablen con los animales como si fueran amiguitos del recreo; limitando la capacidad de conocer y después decidir. Es una tiranía despiadada. Es una dictadura disfrazada. Una cobardía perversa.
Quién está detrás de estas teorías y estas directrices de cómo pensar? Y por qué se siguen cual rebaño ovejil al pie de la letra?
En estas estamos. Cada día el toreo pierde terreno en todo el mundo. Cada día mas ataques de todos y sin cejar. Van ganando claramente. Es una realidad. La superioridad moral y de sensibilidad no es tal. Es una farsa. Pero como dicen los horteras de hoy; "están comprando" estas teorías baratas y falsarias.
El marxismo cultural, el ateísmo, la masonería, el lobby animalista, el lobby feminista...qué se yo.
Si a todo esto le ponemos la etiqueta de democracia, libertad, estado de binestar y de derecho queda cojonudo. Pero no es así. Es la dictadura de pensamiento único, es lo políticamente correcto para sacar rédito y éxito social. Las directrices del mundo más deshumanizado que se recuerda...
Con demasiada frecuencia ya; muchos tuercen el gesto cuando dices " me voy a los toros". Y la desaprobación social por ser un descarriado arcaico amigo de las torturas con problemas de violencia en la infancia y demás sandeces.
Pues no. Yo "no compro" esta educación impuesta y tal vez tengamos mas sensibilidad y sesos en la cabeza para saber lo que es un animal y lo que es una persona. Lo que es la vida y lo que es la muerte. Tal vez por no pensar como vosotros no seamos despreciables.
Esa es la libertad que tanto perseguís con vuestro apparheid. En nombre de la modernidad y el progreso y demás patrañas. Iros a tomar el aire con vuestra doctrina patética que yo me voy a los toros.




jueves, 21 de diciembre de 2017

CAZARRATA; EL GRAN DEPREDADOR CARDENO.

"Cazarrata" , núm..45, 503 kg. Moreno Silva
 
Casi dos años después de la lidia del toro CAZARRATA, de Moreno Silva, en Las Ventas el 31 de Mayo de 2016, se sigue hablando con pasión de su comportamiento en el ruedo de Madrid.
Salió en cuarto lugar y le tocó en desgracia a Sánchez Vara. Toro vareado de 503 kg. y con el número 45, cárdeno, abierto de pitones afilados.
Los frenazos en el capote del torero vestido esa tarde de "rana Gustavo" fueron la declaración de intenciones de la prenda. La cara a la altura del corbatín sin pasar ni el embroque del capote. Miradas al cuello. En el caballo manseó descaradamente con la cara a la altura de la montura en arreones y huidas al sentir el hierro. Pañuelo rojo. Banderillas negras.
La lidia transcurrió con pánico de los que estaban en el ruedo. Capotes por los suelos. No era para menos. Todo quisqui se dio cuenta en la plaza que allí había un criminal.
Cazarrata parecía estar "currado". También parecía no ver bien. Nunca hacia caso de los trastos aunque se los pusieran en la misma cara. No pasaba y no miraba a nada ni humillaba. Apuñalaba y esperaba su oportunidad. Toreado, burriciego o simplemente un hijo de la grandísima puta...? Era claramente intoreable.
Las banderillas fueron de infarto. El toro se tragó tres pares embistiendo envilecido al bulto con fiereza y agresividad. Los banderilleros se jugaron las tripas ante los estiletes orientados al pecho. Un mérito enorme de vergüenza torera.


Cazarrata tenia un sentido descomunal para atacar cuando podía sacar carnaza. Su pelo cárdeno claro bragado y ojos negros encendidos recordaban a un gran tiburón blanco hambriento de sangre. Parecía la versión taurina de la peli de Spielberg.
Siempre al acecho apuntando a matar. Un pavor.





 

 




La faena de muleta era imposible. No se dejó ni machetear. No había ni embroque ni medio viaje. No humilló ni para comer este toro? Vara le ponía la muleta a la altura del testuz para taparle la visión y el cabrón se iba directo al pecho como si la muleta fuera transparente. A la caza y traicionero. Tuvo que irse a por la espada rezando en recetarle un sartenazo. Emilio Muñoz en la retransmisión televisiva, le recomendaba que sacara un arco y le matara a flechazos desde el tendido, mientras mascullaba entre dientes que el pasaría la noche en el calabozo si le hubiera tocado a él. Hubieran volado las almohadillas para mi hoy con este pájaro, decía angustiado.


Sánchez Vara hacia gestos al tendido y al callejón de que el toro estaba toreado. Había auténtico miedo cuando se perfiló para asesinar al saltillo. Lo cazó con hombría y gran habilidad. Aun quedaban los últimos arreones a los capotes de los peones que tomaban el olivo mientras Cazarrata despedazaba capotes como si fueran de papel. La estocada fue mortal y al doblar el pajarraco la plaza respiró aliviada. Los toreros casi se abrazaban tras el trance pasado que nunca olvidarían.
Terminaba el capítulo mas terrorífico en mucho tiempo en Las Ventas.
Nunca sabremos si Cazarrata estaba toreado, era burriciego, había ido a ver tentaderos detrás de la tapia o había hecho un master en cazar toreros.

 
Su comportamiento jurásico, asilvestrado, montaraz, de inteligencia de catedrático deslumbró y acojonó por igual.
Por eso hoy se sigue debatiendo, admirando, vilipendiando. Por encima de toros de bandera que han salido para hacer el toreo bueno, Cazarrata, el gran depredador, ha dado y dará mucho que hablar.
Y es que simplemente aquel día hubo mas emoción en la plaza que en 20 faenas de dos orejas y "pasa torito". Toros como este salieron antaño y deben salir de vez en cuando, para recordar que esta fiesta es y debe ser emoción ante todo. Y los toreros que lo lidiaron se portaron como héroes en un derroche de valor de hierro, verdad desgarrada y profesionalidad.
Aquella última tarde de Mayo se vivió una peli de miedo en cárdeno..


jueves, 7 de diciembre de 2017

BARCIAL; SUPERVIVENCIA EN BLANCO Y NEGRO.





Recorrer la finca " La Matilla" es un ejercicio de nostalgia y añoranza de un tiempo pasado en la historia del campo charro.
BARCIAL , otrora ganadería de postín, presente en las primeras ferias es hoy un vestigio pseudofosil de un encaste en vías de extinción; el de Vega Villar.
En 1910 un excéntrico señor llamado José Vega creó un encaste inverosímil cruzando sangre de Veragua y de Santa Coloma. De ahí salieron unos animales inconfundibles con pintas y capas únicas. Los famosos patasblancas. Luceros, calceteros, facados, bragados, luceros, caretos, berrendos y entrepelaos. Un toro serio, ancho, de cabezas descomunales, bajos. Comportamiento encastado y bravo. Una bravura encendida que les dio fama y temor por igual.


La familia Sánchez Cobaleda se hizo con una gran parte del hato inicial allá por 1928. Desde entonces la crianza de los guapos toros ha ido pasando de generación en generación dentro de la misma familia. Desde 1950 en manos de Arturo Cobaleda.

Los viejos encinares de "La Matilla" esconden el manantial único de una sangre brava apartada y olvidada. Un esquilmado número de vacas madres; reducido por perversos saneamientos. En la finca "Barcial" son los machos los habitantes de la dehesa.
 Lejos quedan los años 40,50 y 60 donde los barciales eran lidiados por las primeras figuras de aquellas épocas y en las plazas de primera. Tardes triunfales en blanco y negro en todas las plazas, como aquella de Plasencia de 1943, en la que se cortaron los máximos trofeos posibles ( patas incluidas) en la primera gran corrida del siglo y con Manolete en el cartel.

Madrid fue siempre una de las plazas talismán de este hierro donde se consagró durante decenas de sanisidros. Francia y su torismo militante también ha apostado por esta ganadería y ha sido la tabla de salvación en las últimas décadas.
La plaza de tientas, cuadrada, añeja, castellana, recia es seguramente la de más sabor del campo charro. Entre sus muros se han tentado cientos de vacas con edad y trapío de toro por los mejores toreros. Siempre con la idea de la casta por bandera. La exigente prueba del caballo y la humillación encendida en la muleta. Una idea perdurante en la casa. El toro y solo el toro. Criar animales para dar emoción. Lejos de gustar a los toreros Barcial siempre apostó por el espectáculo frente a modas y momentos.
Una finca clavada en el tiempo. Sin lujos ni modernidad pero con el encanto recio y el sabor añejo imperturbables. Ni fundas ni correderos. Dehesa a palo seco.



Hoy en día nadie los quiere. Ni toreros ni empresarios. El ostracismo de un encaste al borde de la puntilla.
Jesús Cobaleda González Zapatero, hijo del viejo Arturo se resiste a morir. Heredero de un tesoro amenazado lucha por sobrevivir a pelo contra todo y contra todos en un mundo taurino cada vez más alejado del TORO. Joven que alterna su pasión artista escultórica con la defensa de sus toros de "casta vieja".
Una pena. Una nostalgia profunda invade al aficionado al contemplar esos becerros guapos blancos y a sus madres; "galanas", unas tías con toda la barba. Las frías mañanas del invierno tapizan de cencellada los quemados campos salmantinos de La Matilla. Recias encinas y cercados acojen el reducido rebaño diezmado por el tiempo y el olvido.  Permanecen silentes guardando historias de toros bravos que pastaron salvajes durante casi un siglo.



La supervivencia de Barcial es heroica. El sacrificio de sus dueños es admirable. Sin clientes y sin valedores aguanta estoico solo por orgullo, afición e hidalguía castellana. Por amor a un encaste. La ruina por el toro. Todo por un sueño.
Aunque ya no lo sepan muchos, Barcial existe. Hay patasblancas en Salamanca. Otra especie claramente amenazada que se resiste a morir con la boca cerrada y en pie como los bravos. Ya hemos perdido demasiado manantial de sangre brava, han desaparecido encastes históricos ante la indiferencia del sector y la complicidad de una administración inmisericorde e intervencionista y antitaurina.
La lucha de Barcial continua pese al triunfalismo de la fiesta moderna poseída por el encaste Domecq y el toro para el torero.. pese a la desbandada de históricos ganaderos de Salamanca hacia el encaste jerezano .. Aquí  el TORO es para el aficionado... y ya no quedan apenas.


Jesús Cobaleda y el matador Alberto Durán.





miércoles, 8 de noviembre de 2017

SANGRE Y ARENA

 

SANGRE Y ARENA es una conocidísima novela de Vicente Blasco Ibáñez escrita en 1908 y inspirada en parte; en la vida y muerte de El Espartero acaecida en Madrid en 1894.
La popularidad de la novela la llevó al celuloide hasta en tres ocasiones. La primera adaptación del año 1922 y protagonizada por el galán de la época Rodolfo Valentino. Posteriormente la más famosa de 1941 con Tyrone Power y Rita Hayworth estrellas del momento dieron vida a los personajes, Juan Gallardo y Doña Sol. Y en 1989 un director español firmó la última entrega de la saga en versión moderna. Contó con la deslumbrante "sex symbol" Sharon Stone que aparecía espléndida en aquella ocasión.



La historia cuenta la vida de un joven de orígenes muy humildes que persigue el sueño de hacerse torero para salir de la miseria. Cuando a base de arrimarse empieza a ser conocido novillero las cosas empiezan a cambiar. Su carrera sube como la espuma y se hace figura del toreo. Llegan los dineros, las fincas, los lujos y...las mujeres.
Casado con una enamorada y solícita esposa vive en las tierras adehesadas que tanto esfuerzo y valor derrochado costaron lograr. Rodeado de toros, lujo y fama.
Pero se cruzó en su vida una bella mujer atraída por la plata, el poderío y las lentejuelas del vestido chispeante. El desarrollo de la historia sigue con las pasiones furtivas bajo las encinas del torero y su amante. Los desconsuelos de una mujer engañada y encornada que persiste en su amor por el torero y los constantes celos y sufrimientos frente a la despampanante belleza de la intrusa amante. El final es la muerte del torero en las astas de un toro y en la suerte suprema; en su última corrida después de reconciliarse con la esposa que agarrada a un crucifijo oraba a la suerte de su matador.
Y es que hoy en día se repite la historia que es tan vieja como la novela de Blasco. Cada día. Son muchas las que sucumben y se deshacen ante un traje de luces, aunque sea de plata o azabache. Los hoteles son un ir y venir de aspirantes a algo más que un selfie. En las ferias se repiten las caras y se ciñen los escotes mas llamativos como reclamo de alamares.
Existe una subespecie de supuestas  aficionadas que esperan con paciencia su oportunidad para dar el salto al cuello. Al olor de las figuras o de "las corridas buenillas". No es importante la procedencia geográfica. Hasta venidas de otras puntas del mundo taurino sucumben al varonil atractivo de taleguillas ajustadas y medias rosas. Vidas que cambian para siempre al conocer a los adonis de la masculinidad y la valentía espartana. Otras se convierten en profesionales gráficas para ganar posiciones en las parrillas de callejones y patios de caballos. Otras "bloguean"o tuitean loas y poemas cutres con poca base taurina delatando sus instintos.



Las hay que apuntan a oro. Otras empiezan a ganarse aliados entre las cuadrillas.
Y es que solo hay que observar con atención y disfrutar del espectáculo. Las mas bajas pasiones al descubierto. La atracción femenina hacia el hombre valiente. gallardo y heroico levanta las llamas del furor incontrolable. Obsesión ancestral.
Los toreros con su juego diario con la muerte, la presión del público, los viajes incesantes y la lejanía de casa son presa fácil de estas sugerentes invitaciones sin nada a cambio. Luego es otro cantar cuando las ingenuas admiradoras, una vez consumadas, se quedan desoladas esperando abrazos, llamadas o presentes que no llegan de su amante famoso. Algunas lo consiguen y llegan a sentarse al sol en las fincas ganadas con sangre y sudor, convirtiéndose en señoras de. Y es por eso que algunas astutas mujeres desposadas con matadores viajan como parte del esportón para ahuyentar y vigilar. Celosas de su poder. Allende los mares, en las Américas donde aún es más común el furtiveo de cuadrillas y taurinos...hasta allí les acompañan.
Curiosa especie la "de las Sangre y Arena" que siempre han existido en este y otros mundillos de la farándula, el deporte y el espectáculo. Pero los toreros sobresalen; como su indiscutible heroicidad diaria y su hercúlea fortaleza para jugar con su vida delante de dos pitones.
Divertida película que se proyecta cada dia de toros en bares, callejones, hoteles, tertulias, patios de cuadrillas, fincas y demás escenarios de la vida taurina que forman parte del paisaje habitual del intra mundo del toro.
Dicen que los toreros han bautizado a esta especie con un nombre.
 Nadie lo sabe...o tal vez si..




 

 
.

jueves, 26 de octubre de 2017

ISLA TERCEIRA O EL PARAISO PERDIDO


Existe un lugar perdido en el océano Atlántico donde el toro es el rey. Dentro del archipiélago de las Azores destaca una isla; Isla Terceira.
Sorprendente que un isla situada a 1400 kms. de Lisboa cuente con casi una veintena de ganaderías de bravo.
La explicación se encuentra en la historia. Allá por 1580 vinieron toros de Portugal;de la zona de Oporto y del Alentejo. En 1581 el Rey Felipe II trató de tomar la isla , en la batalla de Salga y los soldados españoles fueron recibidos con toros bravíos.
Desde entonces los toros han poblado esta pequeña isla de no mas de 30 por 20 kilómetros.
Son famosas sus touradas. Los toros da corda. Más de doscientos espectáculos al año desde mayo a octubre, de forma diaria. Cada pueblito echa sus toros por las calles en una tradición llena de encanto y afición. Una seña de identidad inequívoca de la cultura de unas gentes apacibles y amables. Gentes sencillas, muy hospitalarias y de trato afable, disfrutan y rivalizan sanamente con sus festejos locales.

Ricardo Catita, gran torero luso.

Muchos, mayores y jóvenes echan pie a tierra para quebrar o sentir embestidas acechantes sin más pretensión que la emoción y la felicidad.
Una representación constante de la cultura taurómaca, de la tradición adaptada a la personalidad de sus gentes.

Los ganaderos cuentan con unos pastos de verde encendido y gran humedad para criar a sus toros entre hortensias gigantescas y vegetaciones pseudotropicales. Fincas cercadas con muros de piedra negra y porosa que delata su origen volcánico de las entrañas del Atlántico. Cuidan sus animales con esmero y personalmente, sin usar caballos. Tentaderos tapizados de fina y húmeda hierba, abundan por cada rincón. Cuidados con sencillez y buena fachada. Olor taurino con personalidad azoreña. Lo nunca visto. Privados o públicos. Santuario de las famosas tientas comentadas del mes de Octubre donde vienen matadores del continente a tentar ante la ausencia de toreros residentes. En dichas tientas, afamados aficionados lusos explican las labores de tentadero con asistencia masiva, gratuita y entusiasta de los isleños. Una maravilla de respeto y adoración al toiro...
Es una sorpresa tras otra conocer ganaderías prestigiosas y sus dueños y vaqueros que rezuman sosiego y algo de timidez con el forastero. Pero amabilidad y generosidad.

Cuando llega San Juan se celebran las famosas "sanjoaninas", corridas de toros en el majestuosos coso de Isla Terceira, en Angra do Heroísmo, la capital. Un coso de 1870 que fue destruido por el terremoto de 1980 y vuelto a inaugurar en 1984. Junto a ella , los terceirenses han honrado a su "toiro bravo", con una estatua de tres toros. La más grande del mundo en honor a este animal. Un ejemplo más del culto al toro de estos portugueses perdidos en la mar.
Las corridas a pie, al estilo español se fusionan con arte del rejoneo y con las famosas pegas de forcados. A finales de Junio pasan por aquí afamados matadores taurinos primera fila.
La tertulia terceirense fundada 1966, por 31 socios, coordina, gestiona y aglutina la actividad taurina de toda la región. Han sido capaces de hacer un congreso mundial de ganaderos de toros bravos de alto nivel y granado elenco.
Sorprendente descubrimiento que permanece como un reducto olvidado y oculto en el toreo mundial. Y es que las Azores son un paraíso perdido. Un rincón del mundo de excelente clima, de envolvente naturaleza, gentes de bien y toros bravos.
Y entre ellas Isla Terceira, el último paraíso.




 

 

jueves, 5 de octubre de 2017

ADIOS A VICTORINO MARTIN; EL PALETO MAS LISTO DE LA HISTORIA



Ha muerto D. Victorino Martín Andrés ( Galapagar, 1929). El viejo ganadero se apagó en su mítica finca extremeña de Monteviejo a los 88 años y después de más de medio siglo en la cúspide del toro bravo.
Pero han quedado muchas cosas que no morirán. Su gran ganadería que ya está en manos de su hijo, Victorino, y que continua el camino iniciado por el paleto de Galapagar, manteniendo intactas la casta, la bravura y personalidad de los albaserradas. Un continuador que se crió a los pechos de su maestro hasta que éste le dio la alternativa no hace mucho tiempo. Su hijo representa los valores de su padre y además es un gran defensor de la fiesta no solo con sus toros sino involucrándose en la difusión y en la defensa activa. Un embajador como lo fue su padre.



Han quedado los aficionados fieles a sus toros que se han divertido durante décadas y han quedado toreros capaces de triunfar con los cárdenos y otros deseando que un Victorino les cambie la vida porque los triunfos con ellos resucitan al más muerto.
Queda su legado y su defensa del toro. El decía; sin toro no hay fiesta, si se cae el toro se cae la fiesta. Y más allá la defensa activa de la tauromaquia que demostró toda su vida. Su mensaje y sus valores. La honestidad, la rectitud, el trabajo, la intuición que fue enorme y la fidelidad a una idea del toro bravo y encastado por encima de modas y pareceres. Una personalidad muy acusada y un temperamento valeroso para ir hasta el final. Un hombre de campo que de paleto e ignorante no tenía nada. Inteligente a rabiar y audaz para desde la nada sacar una ganadería del matadero y sin dinero hacerse con toda ella y llevarla a lo más alto. Un águila en los negocios y en las relaciones públicas. Sus saltillos le pusieron en el más alto caché y prestigio a él y por extensión, a otros. No tuvo baches ni altibajos, cosa milagrosa en la alquimia de ser ganadero de lidia. Un logro impresionante. La selección secreta en unas tientas de terror. Siempre arriba y cotizado. Un genio.
El secreto era crear un toro para el público y para el torero que tenga lo que hay que tener. Y el que no, a su casa. Con esa receta ganó el público. Y luego las empresas. Y los toreros. Y al fin la fiesta como él quería. Su sueño era ese porque ante todo era un magnífico aficionado.
Todo por y para EL TORO. El rey de la fiesta.



De la nada al todo. Qué mérito. Indultos en Madrid y en Sevilla. Nadie lo tiene. Salidas en hombros de Las Ventas, seis. Vueltas al ruedo a muchísimos toros y decenas de indultos más. Premios, reconocimientos y aclamación popular en todo el orbe taurino. Y así desde 1960 hasta ayer. Tiene bemoles la cosa..


Los números están ahí y son  los que son. Y que hablen los toreros. Muchos reconocen que con un toro de su hierro  hicieron la faena de su vida , la que más les dio interiormente o la que les puso a funcionar. O los especialistas que muchos lo fueron y se consagraron con Victorino para la eternidad. Y que hablen los públicos que se divirtieron sin comer pipas en cientos de festejos. Como en aquellos sanisidros que tras un mes de descaste, la corrida de Monteviejo te reconfortaba plenamente. Siempre nos quedará Victorino.
Nos ha dejado el creador del toro humillador, bravo, listo; el de la alimaña montaraz.
El ganadero más listo que hubo en la historia. Y el mejor de la era moderna y quizá de la historia.
Ha muerto Victorino, quedan continuadores fiables de su obra, queda su legado a la raza del toro bravo y su recuerdo en la sonrisa de oro, el puro y la gorra campera.
Hasta siempre paleto. Que Dios le tenga en su gloria, y gracias por tanto.