lunes, 31 de octubre de 2016

JOSELITO " EL GALLO ": DE TALAVERA A LA ETERNIDAD.


 



gallo
1895-1920. Joselito EL Rey de los Toreros.


José Gómez Ortega , el Rey de los toreros, murió con veinticinco años en Talavera de la Reina, un domingo 16 de mayo de 1920.

En tan solo nueve años de alternativa había escalado a la más alta cima. Revolucionó el toreo y lo cambió para siempre. Dicen que entre Juan Belmonte y él. Otros que solo Belmonte. Pero Joselito fue un torero más sabio y mas poderoso que Belmonte. Aquel fue un genio indiscutible y no hay discusión. Joselito cogió el cetro de mandón y se convirtió en  una leyenda viva. Su contribución a la fiesta fue mucho más allá de sus logros en el ruedo. Impulsor de la construcción de plazas monumentales para albergar más espectadores. Defensor y salvador de muchas ganaderías de dudosa viabilidad. Intervino en tratos de compra y ventas de ganaderías y fincas siempre con la idea de salvar encastes únicos, hierros históricos que corrían peligro de desaparición. Su legado fue impagable. Su respeto a la tauromaquia fue exquisito. Su entrega fue máxima, hasta la vida dio por la fiesta que amaba.

mausoleo benlliureMausoleo de Benlliure a Joselito.
 

Su responsabilidad y compromiso con el toreo fueron totales. Tiró del carro y cargó con todo el peso . Montó ferias, salvó plazas, fincas, vacadas. Dio la cara. Mató de todo y con todos. Y encima dictó lecciones de poder, torería, gracia y arte. Nueve años de rey absoluto.

Siempre pendiente de los desfavorecidos. Organizador de causas benéficas. Ejerció la caridad dentro y fuera de la plaza y ayudó a no pocos infelices de aquella España del mendrugo y media manta. El sevillano , fue de esos toreros grandiosos que nacen de siglo en siglo. El peso de la fiesta recayó en sus espaldas desde los dieciséis años hasta que Bailaor le desbarató su juventud y su maestría.

Pero llevar esa cruz sobre sus espaldas le pasó factura. Joselito con 25 años parecía más un hombre frisando la cincuentena. No había parado de torear en una década. Centenares de corridas y viajes, tensiones, cornadas y volteretas. El peso de la púrpura.

Además la prensa empezó a zurrarle y duro. En Sevilla también le volvieron la cara por involucrase en la construcción de una monumental plaza de toros que haría sombra a la Maestranza.

Perdió a su madre; la “señá Gabriela”, y eso le afectó profundamente. Estaba muy unida a ella. Tampoco le dejaron casarse con la hija del ganadero de Pablo Romero. Joselito hijo de una gitana bailaora no era digno de la hija de un señorito de refinada clase. No tenía permiso para poder besarse con su novia en sus escasos encuentros.

recorte
Gracia y garbo.

Todas estas vicisitudes amargaron los últimos tiempos de Gallito en este  mundo. El día anterior a su muerte toreó en Madrid con su inseparable Juan. Antes del paseo les insultaron fuertemente a ambos unos aficionados envalentonados y mal encarados. La corrida transcurrió entre protestas y broncas. Joselito le dijo a Belmonte que era el momento de parar, de retirarse. Que aquello estaba insoportable. Es muy común en España destronar al ídolo y machacarlo después de haberlo coronado. La situación era límite.

Dicen que aquella noche se emborrachó en Madrid antes de partir a Talavera. Dicen que le gritaron desde un  tendido que ojalá le matara un toro al dia siguiente.
El caso es que le mató y encima fue en una corrida que no iba a torear en principio y que finalmente por favores y politiqueos entre taurinos la toreó. Cosas del destino.

Quizás con cien años de distancia debamos recordar como se merece a quien fue un personaje de los más importantes del siglo XX y un torero mítico e irrepetible. El más grande. Tan grande que hasta la Macarena se vistió de luto por él y estrenó lágrimas de verdad.






viernes, 21 de octubre de 2016

¿ HAY FUTURO TAURINO EN CATALUÑA ?




La sentencia anunciada ayer por el Tribunal Constitucional es sin duda una buena noticia para la fiesta de los toros. La prohibición ilegal por el parlamento de Cataluña del año 2010 ha sido anulada por este alto tribunal después de la petición mediante firmas de miles de aficionados que se afanaron en la protesta.
Seis años sin toros en el territorio catalán han sido una losa para el calendario taurino. Ahora se abre un nuevo periodo en el que a pesar de esta buena noticia se plantean varias incógnitas.
Cierto es que en los últimos años solo la plaza de Barcelona daba toros y el aspecto de sus tendidos era bastante penoso por la falta de público incluso con carteles rematados. El fenómeno José Tomás fue el único que tapó aquel desierto de afición siendo capaz de llenar la plaza siempre que se anunciaba como en todas partes, bien es verdad que con mucho público desplazado del país vecino y de lejanos puntos de España incluso de América.


La realidad fue que la empresa gestora no supo captar aficionados en las tardes de la larga temporada barcelonesa. El declive era evidente. Años de antitaurinismo e independentismo habían calado en una sociedad que empezaba a repudiar los toros por su marcado "españolismo tradicional", unido a la creciente nacencia de partidos antisistema y ecologistas que declaraban la guerra al "maltrato animal". Los medios catalanes contribuyeron día a día y durante años a engordar la corriente antitaurina radical calando el mensaje en una población que solo quería hablar del Barsa.
El recrudecimiento de la idea independentista ha sido también muy notable y no ha favorecido nada a los amantes del toreo en Cataluña. Allí ya no se cumplen ni las sentencias. La bandera nacional está prohibida y el uso del español perseguido con la complicidad de las autoridades. Allí no hay libertad. Allí se ciscan en la Constitución Española cada vez que les conviene sin que pase nada. Se cometen delitos e ilegalidades bajo el pretexto de agresión por parte del Estado opulento.



La plaza de Barcelona de propiedad privada tendrá todos los obstáculos y zancadillas por parte de los políticos municipales y regionales. Ya lo han dicho bien claro ayer al conocerse el veredicto del TC.
A ver qué empresario se atreve y arriesga a abrir las puertas de la Monumental con esa hostilidad en frente. Y valorando la diezmada afición catalana de los últimos lustros es para pensárselo no?
Con inteligencia y con dinero se puede atraer gente a la plaza. El año que viene será la ocasión de comprobar si es posible y si hay algún intrépido con posibles...
El futuro está más claro que anteayer para el toreo en Cataluña. Pero aún hay nubarrones y enemigos acechantes para intentar salirse con la suya. Los toros nunca fueron política. Jamás. Ahora vivimos en un tiempo donde si lo son y muchos se empeñan en encasillarlos dentro de la ideología. Craso error que está ganando adeptos por desgracia.
Debemos ser cautos ante esta realidad. Aquellos que odian a España y a sus tradiciones tratarán de seguir haciéndonos daño. Contra eso está la ley. Esperemos que se cumpla y se haga cumplir de una vez por todas y que esta buena noticia no quede en agua de borrajas. Tiempo al tiempo.
 

 

 

lunes, 17 de octubre de 2016

BUENA CORRIDA DE PALHA EN EL CIERRE DE AÑO EN MADRID

Saltillo II, Excelente y bravo PALHA.

Se cerró el año en Las Ventas. Un 16 de octubre. La misma fecha en la que se despidió Antonio Bienvenida hace justo medio siglo matando seis toros.
Tarde espléndida del suave otoño madrileño. Buena entrada de público. Nostálgicos, toristas y aficionados acudieron al reclamo de un interesante cartel en la última función sabedores de que el invierno entra y habrá unos meses sin toros en nuestra piel de toro.
La duda era saber que Palhas veríamos. Dentro del totum revolutum de encastes y mezclas que ha engendrado el ganadero Joao Folque y que tan desigual resultado dan.
Venían tres de la línea pura; Baltasar Ibán. Y otros de la línea de Torrealta. Y a la postre fue un conjunto muy interesante con toros de triunfo claro. Buena corrida del señor Folque, las cosas como son.



El primero encastado y serio arrolló a Robleño que se fue a recibirlo a porta gayola propinándole una navajada seca que le rajó el costado sin llegar a órganos vitales. Un milagro. Robleño encorajinado  sin la chaquetilla se peleó con él con mas efectismo que resolución. Pálido y desencajado pajareó sin quietud en un trasteo desigual en el que no llegó a confiarse. Vuelta al ruedo mas por la emotividad del trance vivido que por el buen toreo. El toro había sido bravo en el jaco donde fue zurrado sin mesura y aguantó en la muleta muchos pases a pesar de la sangría que bañaba sus lomos. Gran ovación al arrastre. Con el cuarto que fue manejable Robleño volvió a mostrase bailarín y miedoso. El navajazo le había sacado de la corrida...pero había salvado la vida.



El segundo; otro "Saltillo" de origen y nombre "ibán" lucia una hechura en el tipo de Baltasar. Bajo, fino, manitas cortas y finas y dos pitones afilados. Tres puyazos tres. Se arrancó de lejos y empujó con riñones y rectitud. Una gran pelea. Bien sangrado llegó a la muleta de Arturo Macías, mexicano que no pisaba este albero desde hace mas de un lustro. Su faena tuvo pasajes de buen toreo y otros mas espesos. El toro era muy bravo y noble y le regaló espléndidas arrancadas que no fueron aprovechadas del todo aunque su labor fue correcta y con gusto en pasajes sueltos. La gran ovación unánime al arrastre del toro tuvo sabor a vuelta lenta. Macías fue ignorado por el público e increpado dura e injustamente por la secta de santones.



 El quinto fue otro toro con posibilidades. Grandón y cabezón el palha duró largo tiempo en la muleta embistiendo noble y sin peligro. Macías solo le cogió el sitio en una buena tanda al natural cuando lo enganchó y lo llevó toreado. Solo un espejismo. Los enganchones y el desacople acabaron con una faena larga y farragosa. Tarde digna pero no sirve con el lote que tuvo. Tardará en volver tal vez otro lustro?
Alberto Aguilar en temporada de pocos paseíllos y buen paso por Madrid por Mayo , era el aliciente del cartel. Se le esperaba. Con unos kilos de más que rellenaban generosamente muslos y glúteos Aguilar afrontaba una tarde con miras al año próximo.
Su primero un toro serio de 466 Kgs fue el peor del encierro. Incierto, mirón y poco humillador puso en apuros al madrileño que porfió sin mas. Quedarse quieto era una locura o no. Pero implicaba un riesgo de ser alcanzado por el palha que desarrollaba aspereza y orientación. No se cruzó la raya y todo quedó en nada.
El sexto incierto de salida desarmó a Aguilar que salió despavorido buscando la tronera. Mal síntoma.
Pero salió Iván García, recién ingresado en las filas de la plata pero con un pasado de oro por oficio y experiencia. Ahormó al palha con un trato capotero excelso. Templó, llevó largo y enseñó a embestir al toro portugués. Ovación de gala para Iván que le hizo el toro a su matador.



Aguilar brindó la última carta del año al respetable. Por el derecho no iba. Ni uno. Corto se quedaba y salía distraído. Pero el izquierdo era el pitón. De escándalo. Y el torero lo cuajó a placer. Muleta muerta. Vuelo de bello y largo trazo. Rematado detrás de la cadera. Cites puros con el medio pecho. El toreo. Y este sabe hacerlo. Lo cuajó de cabo a rabo por esa mano con largas y abundantes series. Remates de la firma y pases de pecho soberbios. Espadazo y el toro se amorcilló obligando a usar verduguillo con el que marró y esfumó la oreja de ley ganada toreando. Esto es así. Pero este toro de clase superior a izquierdas le ha venido de perlas a un Alberto al que no le veía en su mejor momento. También de perlas le vino la brega magistral de García que le abrió el camino.





Y asi acabó la temporada de Madrid. 64 tardes de toros. Y la era TAURODELTA de once años. Adios, Choperitas, adiós.
Llegan los dólares de Nautalia y las ocurrencias de Simón Casas. Muchos cargan las armas, otros sueñan con cambios y todos deseamos que llegue Marzo para ir otra vez a los toros...a ver lo que sea.

lunes, 3 de octubre de 2016

RESUMEN DE LA FERIA DE OTOÑO 2016




Terminó la última feria organizada por la empresa saliente TAURODELTA tras once años de gestión. Se presumía poco interesante sobre el papel y hubo de todo con momentos de interés.
El tiempo inmejorable. Tardes veraniegas y sin apenas viento.
Faltó público. Lejos de llenarse hubo demasiado cemento en las primeras dos tardes.
Se abrió la feria con una novillada de Joselito sospechosa de pitones y podrida por dentro. Nada que reseñar en los toros. Muy desfondada de casta y fuerza. Un petardo. Los novilleros se esforzaron. Vanegas correcto y pega pases. Un representante del neo toreo rectilíneo. Voluntad si.
Aguado de Sevilla exhibió buen concepto en uno y ganas tras un volteretón de aúpa en un farol capotero en el centro del ruedo del que salió noqueado. La espada mal. Un tal Serna no dijo nada con un lote nulo.
El viernes llegaron los fuenteymbros. Se esperaba poco de ellos. Pero la corrida exhibió unos pitones terroríficos y varios de ellos dieron opciones. Como el primero de clase y humillación aunque no sobrado de fortaleza. Eugenio de Mora  le realizó una faena de mas a menos. Muy bien a derechas con trazo, mano baja y templanza. Con la izquierda se perdió en enganchones y alguna duda. Al final fallo a espadas y todo quedó en ovación. Con el cuarto que era un torazo no se confió y anduvo refugiado detrás de la mata. Mal con la espada.
Juan del Alamo se llevó uno bueno y toreable y otro con peligro y sentido. Con el bueno anduvo bastante mal. Mil enganchones, respingos y destemplanza. Se le fue la oreja que corta en esta plaza cada vez que torea. El otro le cazó en un derrote tobillero y le dio un palizón. Lo que le faltaba. Anda en un claro bache y necesita el descanso y la reflexión en el duro invierno de Salamanca.



Román cortó una oreja. La más barata concedida en mucho tiempo. Estuvo sincero y entregado con un manso castaño . Encastado el "gallardo" aprendió donde estaba Román. La distancia no fue la apropiada. El toro pedía ser tapado con la muleta y menos metros. Las ventanas abiertas propiciaron coladas de infarto y rebañones por el derecho. Román expuso con bragueta. Faena emocionante. Estocada caidita. Oreja regalada. Una vuelta hubiera sido lo justo.
Con el sexto manso y con poder y unos cuernos pavorosos se la jugó con más inconsciencia que valor. Volteado fuertemente se libró de milagro. Muy a merced del toro toda la faena. Y los banderazos de muleta arrebujada no sirvieron para dominar al manso encastado de embestida fulgurante. Era un toro para llegar al público. Ese que dicen necesitar los toreros para Madrid. Con transmisión. Bien picao por Iturralde que fue derribado y algo crudo lo dejó por deseo de  Román. Quiso y no pudo del todo. Entrega y arrojo. Desconocimiento y falta de técnica , también. La cosa quedó en nada. Debe de aprender el oficio de cabo a rabo.




El sábado el mano a mano Curro Díaz-Garrido acabó en una carnicería de volteretas uyyss y ayss. Una dura e imponente corrida de El puerto puso a los diestros en los aires de Madrid. Mansa poderosa y encastada la corrida de Fraile. Y pésimamente lidiada por todos. Hecho que arreció las ariscas reacciones de algunos. Curro valiente como nunca se llevó una soberbia paliza con dos revolcones terroríficos. Tal vez su toreo de muleta retrasada y trazo corto fueron la culpa de tanto accidente. No era toro para pases del desprecio y adornos. Era de poderle y llevarle toreado. Díaz acompañó cuando le dejaron los toros y fue vapuleado cuando se dejó ver. Ileso de milagro. Aun así dejó varios muletazos soberbios, exquisitos. Un trincherazo antológico, derechazos sueltos... La espada espantosa. se hartó de pinchar.




Garrido no se libró de la orgia de cogidas. El cuarto le amargó la vida. Le buscó para matarlo en la estocada. Tarascada al pecho. Y después persecución a cuerpo limpio con el toro herido a estoque que le obligó a tirarse de cabeza al suelo en pleno ataque de pánico. Allí le pateó y corneó en el glúteo el cazador traicionero de El Puerto. Que momento. Qué miedo. Salió a matar el sexto después de ser curado de urgencia y no se entendió con el mejor y mas noble de la tarde. Ya era un triunfo salir de aquella pesadilla de hachazos, persecuciones, arreones y tarascadas asesinas. Soñará con este toro por mucho que viva. Su tarde fue sincera y entregada pero no es la figura que nos quieren vender. Aun le queda mucho que aprender, lógicamente. La emoción de los toros de verdad hizo que no se aburriera nadie y también que no hubiera tantas posturitas y adornitos como otras tardes donde no hay casta.



Adolfo cerró la feria con una corrida seria. Un primer toro bravo. Tres varas. Recorrido humillado y duración en la muleta. Embestidas francas. Boca cerrada. Bravo de principio a fin. El toro de esta mini feria. Rafaelillo lo toreó bien al natural y más atenazado con la espada montada. Madrid se puso del lado del cárdeno y no le dejaron casi ni saludar. Con el otro no hubo entendimiento ni refriega. Una estocada perfecta y una muerte de Benlliure dejaron una estampa para el recuerdo.
El Cid malgastó al otro bueno ;el quinto. Su decadencia es legendaria ya desde hace lustros. Tenia ganas pero a la hora de torear, nasti de plasti. Y el sectarismo de parte de la plaza que le jaleó y consintió a su ojito derecho sin mirar sus trampas , su pico y sus respingos cuando a otros les fusilan. Otra vez. Otro toro que se fue sin torear. Las piernas ya no aguantan y del pasado no se puede vivir. Un mitin con el acero. Uno más.



 Morenito de Aranda con el lote malo estuvo peor aun. Decepcionó por su desgana total.
Se acabó la era Taurodelta. Llega Simón Casas que divide a la afición entre los que cargan fusiles y los que tiran pétalos. El tiempo lo dirá...