miércoles, 8 de noviembre de 2017

SANGRE Y ARENA

 

SANGRE Y ARENA es una conocidísima novela de Vicente Blasco Ibáñez escrita en 1908 y inspirada en parte; en la vida y muerte de El Espartero acaecida en Madrid en 1894.
La popularidad de la novela la llevó al celuloide hasta en tres ocasiones. La primera adaptación del año 1922 y protagonizada por el galán de la época Rodolfo Valentino. Posteriormente la más famosa de 1941 con Tyrone Power y Rita Hayworth estrellas del momento dieron vida a los personajes, Juan Gallardo y Doña Sol. Y en 1989 un director español firmó la última entrega de la saga en versión moderna. Contó con la deslumbrante "sex symbol" Sharon Stone que aparecía espléndida en aquella ocasión.



La historia cuenta la vida de un joven de orígenes muy humildes que persigue el sueño de hacerse torero para salir de la miseria. Cuando a base de arrimarse empieza a ser conocido novillero las cosas empiezan a cambiar. Su carrera sube como la espuma y se hace figura del toreo. Llegan los dineros, las fincas, los lujos y...las mujeres.
Casado con una enamorada y solícita esposa vive en las tierras adehesadas que tanto esfuerzo y valor derrochado costaron lograr. Rodeado de toros, lujo y fama.
Pero se cruzó en su vida una bella mujer atraída por la plata, el poderío y las lentejuelas del vestido chispeante. El desarrollo de la historia sigue con las pasiones furtivas bajo las encinas del torero y su amante. Los desconsuelos de una mujer engañada y encornada que persiste en su amor por el torero y los constantes celos y sufrimientos frente a la despampanante belleza de la intrusa amante. El final es la muerte del torero en las astas de un toro y en la suerte suprema; en su última corrida después de reconciliarse con la esposa que agarrada a un crucifijo oraba a la suerte de su matador.
Y es que hoy en día se repite la historia que es tan vieja como la novela de Blasco. Cada día. Son muchas las que sucumben y se deshacen ante un traje de luces, aunque sea de plata o azabache. Los hoteles son un ir y venir de aspirantes a algo más que un selfie. En las ferias se repiten las caras y se ciñen los escotes mas llamativos como reclamo de alamares.
Existe una subespecie de supuestas  aficionadas que esperan con paciencia su oportunidad para dar el salto al cuello. Al olor de las figuras o de "las corridas buenillas". No es importante la procedencia geográfica. Hasta venidas de otras puntas del mundo taurino sucumben al varonil atractivo de taleguillas ajustadas y medias rosas. Vidas que cambian para siempre al conocer a los adonis de la masculinidad y la valentía espartana. Otras se convierten en profesionales gráficas para ganar posiciones en las parrillas de callejones y patios de caballos. Otras "bloguean"o tuitean loas y poemas cutres con poca base taurina delatando sus instintos.



Las hay que apuntan a oro. Otras empiezan a ganarse aliados entre las cuadrillas.
Y es que solo hay que observar con atención y disfrutar del espectáculo. Las mas bajas pasiones al descubierto. La atracción femenina hacia el hombre valiente. gallardo y heroico levanta las llamas del furor incontrolable. Obsesión ancestral.
Los toreros con su juego diario con la muerte, la presión del público, los viajes incesantes y la lejanía de casa son presa fácil de estas sugerentes invitaciones sin nada a cambio. Luego es otro cantar cuando las ingenuas admiradoras, una vez consumadas, se quedan desoladas esperando abrazos, llamadas o presentes que no llegan de su amante famoso. Algunas lo consiguen y llegan a sentarse al sol en las fincas ganadas con sangre y sudor, convirtiéndose en señoras de. Y es por eso que algunas astutas mujeres desposadas con matadores viajan como parte del esportón para ahuyentar y vigilar. Celosas de su poder. Allende los mares, en las Américas donde aún es más común el furtiveo de cuadrillas y taurinos...hasta allí les acompañan.
Curiosa especie la "de las Sangre y Arena" que siempre han existido en este y otros mundillos de la farándula, el deporte y el espectáculo. Pero los toreros sobresalen; como su indiscutible heroicidad diaria y su hercúlea fortaleza para jugar con su vida delante de dos pitones.
Divertida película que se proyecta cada dia de toros en bares, callejones, hoteles, tertulias, patios de cuadrillas, fincas y demás escenarios de la vida taurina que forman parte del paisaje habitual del intra mundo del toro.
Dicen que los toreros han bautizado a esta especie con un nombre.
 Nadie lo sabe...o tal vez si..




 

 
.

jueves, 26 de octubre de 2017

ISLA TERCEIRA O EL PARAISO PERDIDO


Existe un lugar perdido en el océano Atlántico donde el toro es el rey. Dentro del archipiélago de las Azores destaca una isla; Isla Terceira.
Sorprendente que un isla situada a 1400 kms. de Lisboa cuente con casi una veintena de ganaderías de bravo.
La explicación se encuentra en la historia. Allá por 1580 vinieron toros de Portugal;de la zona de Oporto y del Alentejo. En 1581 el Rey Felipe II trató de tomar la isla , en la batalla de Salga y los soldados españoles fueron recibidos con toros bravíos.
Desde entonces los toros han poblado esta pequeña isla de no mas de 30 por 20 kilómetros.
Son famosas sus touradas. Los toros da corda. Más de doscientos espectáculos al año desde mayo a octubre, de forma diaria. Cada pueblito echa sus toros por las calles en una tradición llena de encanto y afición. Una seña de identidad inequívoca de la cultura de unas gentes apacibles y amables. Gentes sencillas, muy hospitalarias y de trato afable, disfrutan y rivalizan sanamente con sus festejos locales.

Ricardo Catita, gran torero luso.

Muchos, mayores y jóvenes echan pie a tierra para quebrar o sentir embestidas acechantes sin más pretensión que la emoción y la felicidad.
Una representación constante de la cultura taurómaca, de la tradición adaptada a la personalidad de sus gentes.

Los ganaderos cuentan con unos pastos de verde encendido y gran humedad para criar a sus toros entre hortensias gigantescas y vegetaciones pseudotropicales. Fincas cercadas con muros de piedra negra y porosa que delata su origen volcánico de las entrañas del Atlántico. Cuidan sus animales con esmero y personalmente, sin usar caballos. Tentaderos tapizados de fina y húmeda hierba, abundan por cada rincón. Cuidados con sencillez y buena fachada. Olor taurino con personalidad azoreña. Lo nunca visto. Privados o públicos. Santuario de las famosas tientas comentadas del mes de Octubre donde vienen matadores del continente a tentar ante la ausencia de toreros residentes. En dichas tientas, afamados aficionados lusos explican las labores de tentadero con asistencia masiva, gratuita y entusiasta de los isleños. Una maravilla de respeto y adoración al toiro...
Es una sorpresa tras otra conocer ganaderías prestigiosas y sus dueños y vaqueros que rezuman sosiego y algo de timidez con el forastero. Pero amabilidad y generosidad.

Cuando llega San Juan se celebran las famosas "sanjoaninas", corridas de toros en el majestuosos coso de Isla Terceira, en Angra do Heroísmo, la capital. Un coso de 1870 que fue destruido por el terremoto de 1980 y vuelto a inaugurar en 1984. Junto a ella , los terceirenses han honrado a su "toiro bravo", con una estatua de tres toros. La más grande del mundo en honor a este animal. Un ejemplo más del culto al toro de estos portugueses perdidos en la mar.
Las corridas a pie, al estilo español se fusionan con arte del rejoneo y con las famosas pegas de forcados. A finales de Junio pasan por aquí afamados matadores taurinos primera fila.
La tertulia terceirense fundada 1966, por 31 socios, coordina, gestiona y aglutina la actividad taurina de toda la región. Han sido capaces de hacer un congreso mundial de ganaderos de toros bravos de alto nivel y granado elenco.
Sorprendente descubrimiento que permanece como un reducto olvidado y oculto en el toreo mundial. Y es que las Azores son un paraíso perdido. Un rincón del mundo de excelente clima, de envolvente naturaleza, gentes de bien y toros bravos.
Y entre ellas Isla Terceira, el último paraíso.




 

 

jueves, 5 de octubre de 2017

ADIOS A VICTORINO MARTIN; EL PALETO MAS LISTO DE LA HISTORIA



Ha muerto D. Victorino Martín Andrés ( Galapagar, 1929). El viejo ganadero se apagó en su mítica finca extremeña de Monteviejo a los 88 años y después de más de medio siglo en la cúspide del toro bravo.
Pero han quedado muchas cosas que no morirán. Su gran ganadería que ya está en manos de su hijo, Victorino, y que continua el camino iniciado por el paleto de Galapagar, manteniendo intactas la casta, la bravura y personalidad de los albaserradas. Un continuador que se crió a los pechos de su maestro hasta que éste le dio la alternativa no hace mucho tiempo. Su hijo representa los valores de su padre y además es un gran defensor de la fiesta no solo con sus toros sino involucrándose en la difusión y en la defensa activa. Un embajador como lo fue su padre.



Han quedado los aficionados fieles a sus toros que se han divertido durante décadas y han quedado toreros capaces de triunfar con los cárdenos y otros deseando que un Victorino les cambie la vida porque los triunfos con ellos resucitan al más muerto.
Queda su legado y su defensa del toro. El decía; sin toro no hay fiesta, si se cae el toro se cae la fiesta. Y más allá la defensa activa de la tauromaquia que demostró toda su vida. Su mensaje y sus valores. La honestidad, la rectitud, el trabajo, la intuición que fue enorme y la fidelidad a una idea del toro bravo y encastado por encima de modas y pareceres. Una personalidad muy acusada y un temperamento valeroso para ir hasta el final. Un hombre de campo que de paleto e ignorante no tenía nada. Inteligente a rabiar y audaz para desde la nada sacar una ganadería del matadero y sin dinero hacerse con toda ella y llevarla a lo más alto. Un águila en los negocios y en las relaciones públicas. Sus saltillos le pusieron en el más alto caché y prestigio a él y por extensión, a otros. No tuvo baches ni altibajos, cosa milagrosa en la alquimia de ser ganadero de lidia. Un logro impresionante. La selección secreta en unas tientas de terror. Siempre arriba y cotizado. Un genio.
El secreto era crear un toro para el público y para el torero que tenga lo que hay que tener. Y el que no, a su casa. Con esa receta ganó el público. Y luego las empresas. Y los toreros. Y al fin la fiesta como él quería. Su sueño era ese porque ante todo era un magnífico aficionado.
Todo por y para EL TORO. El rey de la fiesta.



De la nada al todo. Qué mérito. Indultos en Madrid y en Sevilla. Nadie lo tiene. Salidas en hombros de Las Ventas, seis. Vueltas al ruedo a muchísimos toros y decenas de indultos más. Premios, reconocimientos y aclamación popular en todo el orbe taurino. Y así desde 1960 hasta ayer. Tiene bemoles la cosa..


Los números están ahí y son  los que son. Y que hablen los toreros. Muchos reconocen que con un toro de su hierro  hicieron la faena de su vida , la que más les dio interiormente o la que les puso a funcionar. O los especialistas que muchos lo fueron y se consagraron con Victorino para la eternidad. Y que hablen los públicos que se divirtieron sin comer pipas en cientos de festejos. Como en aquellos sanisidros que tras un mes de descaste, la corrida de Monteviejo te reconfortaba plenamente. Siempre nos quedará Victorino.
Nos ha dejado el creador del toro humillador, bravo, listo; el de la alimaña montaraz.
El ganadero más listo que hubo en la historia. Y el mejor de la era moderna y quizá de la historia.
Ha muerto Victorino, quedan continuadores fiables de su obra, queda su legado a la raza del toro bravo y su recuerdo en la sonrisa de oro, el puro y la gorra campera.
Hasta siempre paleto. Que Dios le tenga en su gloria, y gracias por tanto.













martes, 3 de octubre de 2017

PERERA CULMINA SU ASCENSO EN LA FERIA DE OTOÑO

La Feria de Otoño 2017 ha resultado entretenida y con muchos datos interesantes dignos de comentar. Buenas tardes de toros y buena respuesta de público porque había interés en ellos.
La ausencia de Ferrera lastró claramente los carteles iniciales y las sustituciones no llenaron el espacio que dejó el maestro de Badajoz.
Miguel Ángel Perera ha refrendado su gran año. Justo dos años después de su cornalón de caballo en Salamanca que a punto estuvo de mandarle al otro mundo. Su año ha sido sensacional. Al nivel de sus admirables años 2008 y 2014. Y claro ha rendido a casi todas las plazas donde ha pisado.
Le ayudó esta vez un buen lote del Puerto de San Lorenzo. Un primer toro con clase y nobleza infinitas. Lo cuajó desde el capote en un limpio, inmóvil y precioso quite , fue magistralmente capoteado por Ambel Posada y floridamente pareado por Curro Javier. Un presagio de oro a una faena soberbia. Perera lo toreó cosido a su muleta con profundidad y larguísimo trazo. Macizo y templado. Ni un enganchón. Faena de dos y estocada defectuosa lo dejaron en una oreja.
En el otro mas toreo bueno y caro. Cargada la suerte. Enganche, viaje mandado y salida detrás de la cadera. El toreo con el cuerpo y la cintura. Y en este cuarto, otro magnífico toro que se venía de largo con alegría, Perera le dejó metros para llegar a su muleta que hipnotizó las embestidas en muletazos de mano bajísima e infinito trazo. Series largas por ambos pitones con rotundidad. Ya huele a maestro. La muleta de Miguel Ángel es de las mas poderosas y templadas que hay hoy día. Sus adornos y circulares por la espalda marca de la casa remataron una obra digna de puerta grande. Un pinchazo y una atravesada dividieron al respetable aunque la petición fue mayoritaria y las protestas minoritarias.
Discutible la espada si. Incuestionable su actuación también. El público las pidió con fuerza aun con el regusto del buen toreo que habían paladeado a cámara lenta. En tiempos pasados esa segunda oreja no se hubiera dado. La espada premia y quita menos en la actualidad. Así estamos. La dureza de Madrid hace tiempo que se esfumó.

La salida en hombros con una bandera de España en sus manos rezumó patriotismo, torería y compromiso. En el día previo al golpe de estado en Cataluña fue de lo más valiente y adecuado. Si señor. Un independiente del toreo español.
Perera vuelve a lo más alto y culmina un temporadón fuera del sistema. Desde la independencia y martillazo a martillazo se posiciona entre los mandones para el próximo año.

El resto de la feria tuvo cosas de interés. Toros de Fuente Ymbro con posibilidades para triunfar. Román los aprovechó y con una oreja se quedó en las puertas de la PG. Pinchó, pero su año ha sido una gran revelación. Lo dio todo y salió revalorizado.
Ureña fue agasajado con una oreja por una faena deslavazada y enganchada. Madrid está con él. Todo se le aplaude. Pero hubo lagunas, impericias y falta de dominio en los otros cuatro toros que estoqueó en la feria así como entrega y valor sin reservas. Pero su órdago salió cruz y no supo aprovechar  tan preciada ocasión con el viento a favor. Torero con demasiado palmero que no parece evolucionar hasta donde muchos fantasean...Hay mucho que aprender o tal vez nunca...
L.David Adame no cuajó al de su confirmación, de Cuvillo, gran toro. Nervios y desajuste.  Con el otro si gustó por su valor y entrega con un toro mas complicado pero pinchó y perdió un trofeo.. En esta corrida saltaron tres toros muy buenos.
La adolfada defraudó así como a los que estuvieron delante que no pasaron la raya y dieron una tarde de suplicio. Bautista de puntillas.
López Simón rozó la oreja pero pinchó a un excelente manso en la muleta del Puerto que era de lio gordo;dejando luces y sombras por igual de cara al próximo año.
Se cierra la última feria del año en Las Ventas con un resultado interesante en toros y toreros.
Perera conquistó su 5ª puerta de Alcalá con todo merecimiento y desde su "independencia" con una gran corrida de sangre atanasio. Hay vida fuera del monopolio. Toros y toreros.


 

viernes, 29 de septiembre de 2017

JAVIER CORTES ; RESUCITADO DEL OLVIDO..



Javier Cortés ha sorprendido seriamente en su paso por los desafíos ganaderos del septiembre venteño. Su actuación frente a dos mostrencos desairados ha impactado a los buenos aficionados.
Un torero olvidado que ha estado casi cuatro años sin torear ni al viento y siete sin pisar Madrid. Ignorado sin motivos. Otro mas. La firmeza y la pureza de su tarde fueron asombrosas. Y eso que le echaron a los leones. Firmeza de plantas, de mente y de bragueta. Los cites puros, enfrontilados. Embarcando y llevando al toro hasta detrás de la cadera. Un toreo de siempre que ya no se estila. Sin ventajas y dando el pecho y los muslos a los toros. Solo la espada le privó de un triunfo seguro. Cuando no se torea no se suele practicar la suerte suprema y ese fue el tendón de Aquiles de Javier. Una sorpresa la evolución de este madrileño que apuntó cosas de novillero aventajado.

El paso de los años no le han aburrido de este pestilente sistema y se ha forjado en el campo donde pocos le han echado una vaca. Solo Francia se dio cuenta del torero que nos estábamos perdiendo los aficionados y le abrió alguna puerta con hierros duros y toros jurásicos. Y por allí se ha colado Javier dando la cara y mostrando un excelente trazo y concepto con capote y muleta.
 Viéndole en la ganadería de Barcial cuajando con elegancia y torería unas imponentes vacas cuatreñas se queda uno cavilando sobre un torero como la copa de un pino que no tiene ni la oportunidad de vestirse de luces. Una lástima. Una tragedia.
Su ejemplo como el de otros toreros olvidados nos demuestra que hay cantera sentada en el banquillo que milagrosamente evoluciona en silencio esperando su momento. Admirable. Resucitados como Escribano, Román, Lamelas, De Justo.. y otros demuestran que los toreros son de otro planeta y son capaces de esperar en silencio. Imagino lo duro de entrenar fuerte y mentalizarse sin tener un contrato en la agenda. Un desquicie psicológico..


Pero desgraciadamente el toreo está como está. Podrido y corrupto. La tarde espléndida de Cortés no le ha servido para entrar en dos sustituciones, dos! que ha dejado el maestro Ferrera en la feria de otoño de Madrid. Ni el día de El Pilar tampoco había hueco. Increíble. Una vergüenza.
Tiempo al tiempo. Este torero ha mostrado mucho en las tres o cuatro tardes en las que ha vestido de torero en esta temporada de 2017. El año que viene Francia seguro que contará con él porque allí se toma nota de los que están en sazón. Y en España tendrán que hacerlo. Urgen jubilaciones de pegapases y toreros acabados. Y esos huecos se deben ocupar por los que están maduros para aspirar a muchas cosas.
Mi respeto y mi enhorabuena para Javier Cortés por hacer el toreo como siempre fue. Por derecho, de frente, sin trampas y con verdad. Y por su paciencia desmedida para dar tanto a cambio de casi nada.

jueves, 14 de septiembre de 2017

CAPOS Y CARTELES DEL TOREO.


Nos habeis echado de las plazas. Ya no se puede aguantar este taurineo anti taurino. Sois responsables de la decadencia de la fiesta taurina. Si, vosotros , los cuatro empresarios que os repartís el tinglado con vuestros cromos. Sois los que habeis despoblado las plazas ldejándolas como un descampado.

Un ejemplo. La feria de Valladolid ; hace no mucho tiempo gozaba de buena salud. Ha habido más cemento que nunca en sus corridas de feria. No es de extrañar con unos carteles repetitivos de toreros acabados, acomodados y ganaderias descastadas y afeitadas. La gente no es tonta. Y además con precios propios de una opera en Milán.

Otro ejemplo, Salamanca. Un tercio de plaza ayer con Talavante, Ferrera y Cayetano y la consiguiente matillada horrorosa. Y la más barata en la bandera y al sol a 30 euritos. Pues eso, un desierto.Una feria como la de Salamanca que acartelaba lo más granado del campo charro ahora sucumbe a la imposición de los toros del capo Matilla. Como ganaderia obligada en todas las ferias.


Mas grave el caso de Madrid en manos de un tipo peligroso que no ha programado ni una sola corrida de toros en todo el verano a cambio de un certamen nocturno de infames novilladas de pésima calidad y horario de sábado. Claro, no fue ni el Tato. En 86 años de historia jamás pasó un verano sin corridas en Agosto. Un charlatán que acaba de presentar una feria de Zaragoza para cortarse las venas.
 Hay una familia experta en cerrar plazas y promover aboliciones. Cataluña, Baleares y otras. Tienen un récord de admirar. Echar a la gente de los tendidos y luego facilitar a los antiespañoles usar la puntilla con prohibiciones y leyes abolicionistas.
 Aquí se mezclan los políticos que lo permiten y que quieren hundir Madrid con obras para forrarse a costa de la plaza ignorando a la afición. Son los cómplices y tan culpables o más aun. Como casi todo lo que pasa en esta España esquilmada y saqueada hasta los tuétanos.


Y es que además de estos hierros que deberían ir al matadero, el afeitado sistemático se ha extendido a todo festejo. Novilladas sin jacos, con o corridas salen en su mayoria pasadas por el barbero. Desmoches que son escandalosos sobre todo en plazas de categoria inferior. Vayas a la plaza que vayas verás que casi no hay ni una punta natural. Una estafa. Y el torete facilon de las mismas ganaderías aburridas de siempre.

Los precios otro timo. Pedir 80 o 100 euros por un tendido para ver estas basuretas no tiene nombre. Por no hablar de la bajada del IVA del 21 al 10 % que no se ha visto reflejado en la bajada del precio de las entradas en muchas empresas.

Hablando de la suerte de varas que se hace mal y a traición con toros masacrados cuando llevan un hierro de los “duros” o no se hace cuando lidian los domecq de azucar. Y la autoridad compinchada con el atropello...

Y así por dentro del mundillo hay ganaderos que ni cobran en tiempo ni en forma. Toreros ídem. Todos callan porque el clan no permirte que hables. Incumplimientos de pliegos, y demás golferías. Y una prensa comprada y palmera que jalea en crónicas y portales las fechorías del clan. Una prensa que alaba esta fiesta descafeinada y corrupta y calla las verdades del barquero al abrigo de comilonas, sobres, callejones y palmaditas en la espalda. Como los policias comprados por los mafiosos.


Así está esto. Toreros que cortan 2 orejas en Madrid y apenas torean en alguna feria y por sustitución porque los albañiles a sueldo del capo ya están anunciados desde el mes de Enero.

Francia y algunas honrosas excepciones en España, como la casa Lozano, se salvan del monopolio de este mercadeo. Son ante todo aficionados.
Pamplona y Bilbao que se rigen por comisiones privadas gozan de salud entre la afición.
Y es que el mundo del toro se parece cada día más a un cartel. Con su ley del silencio incluida. Con sus mercancías impuestas como únicos proveedores. Con sus esbirros a sueldos bajos. Y con sus fraudes fuera de la ley que llegan a políticos, administraciones y periodistas.

Los capos son 4 o 5. Todos sabemos quienes son. El Cártel antitaurino. Los que estan matando la fiesta, las ilusiones de muchos toreros y de la afición que siente y gusta del toro bravo. Los gangsters de callejón campan a sus anchas con los bolsillos hasta los topes mientras la fiesta se muere por el golletazo que le dan cada dia...

Iros a tomar por saco, golfos.






lunes, 4 de septiembre de 2017

ROMAN A CODAZOS CON TORAZOS.


Roman Collado joven matador valenciano está siendo una de las grandes revelaciones de la temporada 2017. Sus triunfos en plazas de primera y con todo tipo de toros le han consolidado como un torero llamado a entrar pronto y por derecho propio en las grandes ferias.

El corrupto y pestilente sistema actual no permite acartelar a los que triunfan y se lo ganan en el ruedo. Pero si a los que trabajan para los amos del tinglado cual peones de obra. Por eso los carteles son repetitivos y aburridos y no va la gente a volverlos a ver pasar la tarde. Digase Padilla, Fandi, Paquirri,El Cid,etc..

Pero Román paso a paso y matando de todo se ha convertido en un torero firme y capaz. Con cuadris en Valencia. Con cebadas en Pamplona. Miuras en Bilbao. Ayer una de doloresaguirre en un pueblaco dando la cara ante unos bichos toscos. Lo que le echen y no es lo mas apetecible. Y con verdad y entrega.

Como pasó el 15 de agosto en Las Ventas. Con toros de Joselito. Dos faenas intensas, sinceras y valientes. Y una de ellas de buen toreo, larga distancia y mano baja. Su espada está funcionando en las citas claves porque se tira recto y drecho con ganas de matarlos por arriba. Una puerta grande en Madrid, señores y de ley.



Orejas de gran valia. Como en Pamplona con un duro cebada o en Bilbao con un gigantón de miura al que metió en la canasta por tragar y exponer. Y cobrando porrazos y polizones por andar a codazos cada tarde. Y en Madrid una tarde de puerta grande justa. Peleándose con un encastado y pegajoso con mucho que torear y toreando a placer a otro bravo y noble. Ya habia apuntado una notable evolución en San Isidro en dos tardes serias y toreras. Valencia en marzo y julio con triunfos incontestables. Plazas de primera y ganado duro. Prueba superada. Muchos golpes en la mesa que no tienen mas remedio que ser escuchados y recompensados.

Su carrera novilleril fue exitosa. Lider de la novilleria ilusionó con sus maneras de mano baja y alegres actuaciones. La alternativa le frenó en seco y muchos le castigaron muy severamente por una mala tarde en Valencia. Le dejaron parado en su casa. Cierto que aún estaba verde pero no le dieron opción. Se pasó un año borrado del mapa y ahí empezó su resurgir. Valencia le volvió a dar una carta y se enganchó a ese cabo cual naufrago. Escalando desde abajo y con entrenamiento Román ha ido aprendiendo el oficio sin perder ese valor a veces alocado, ganando en aplomo, solidez y poder.


Y lo está demostrando con toros con toda la barba de esos que no ven los que torean todos los dias.

La conexión con los tendidos es inmediata con este torero. Su eterna sonrisa y carácter abierto le dan un plus para enganchar enseguida. Un desparpajo y desnvoltura sobre la arena poco común. Y la actitud de no dejarse nada en el tintero dando todo lo que sabe es de agradecer y valorar. Y ese grado de incógnita de no saber lo que va a pasar le dan expectación y atención al respetable conectando rápidamente.

Su concepto es muy simple. Bajar la mano, llevar largo y pasarselos cerca. Dentro de un estilo clásico sin florituras. El toreo de siempre que emociona por la verdad. Y ante un toro toro.

Desde luego que esta temporada ha sido un aldabonazo importante. La gran revolución y la gran evolución.  Ya no es una promesa de torero imberbe y cara de niño. Sus demostraciones este año han sido de lo más serio de la temporada. Y es un matador al que hay que darle lo que se ha ganado. Que sea pronto y que siga así Román porque si la suerte y los taurinos le respetan puede ser un torero grande y duradero. Dios lo quiera...







lunes, 28 de agosto de 2017

DAMASO GONZALEZ DE CANELA Y TEMPLE.


Otro mazazo más en este año negro para la tauromaquia nos ha golpeado en plena ebullición del muy taurino mes de Agosto. Dámaso Gonzalez ha muerto a los 68 años de una enfermedad criminal e inesperada.
Nos hemos quedado de piedra. Los aficionados hemos perdido muchos maestros en muy poco tiempo y eso duele. Qué gran pena..
Damaso Gonzalez maestro de los grandes. Gran Maestro. Un torero con aspecto de gañán que parecía haberse bajado de un tractor, que llevaba el corbatín torcido y la faja igualmente, de corta estatura y cara del agro. Lejos del arquetipo de torero "bonito". Pero en sus muñecas y en su valor residían el poder absoluto del temple. Esa virtud que amansa embestidas y acaricia a los toros mas ariscos. Un valor seco y largo le hicieron poder con todos los toros. Mató miuras, victorinos o lo que le echaran y a todos los toros los domesticó con su sabiduría y su tesoneria. Llevaba los toros largos y jamás le tocaban las telas. Un prodigio del temple. Un estilo clásico que adornaba con faroles y redondos por la espalda marca de la casa. Uno de los mejores muleteros de todos los tiempos. El mejor intérprete del toreo circular. Sus míticos desplantes y pases de rodillas. Su tranquilidad para meterse entre los pitones y andar por allí como quien se fuma un puro. Aquellas miradas al tendido con la fiera oliendo su mano...







Un torerazo al que muchos tardaron en tirarle el sombrero pero que rindió hasta la plaza de Madrid que en un tiempo le contaba los pases en tono de mofa.
Dámaso fue un torero de toreros. Imitado y admirado por los que más saben, los toreros. Y querido por la gente llana. De él dicen que era mejor persona que torero. A todo el mundo escuchaba o ayudaba. Un ser humano excepcional aparte de una grandiosa figura del toreo.
Cuenta Enrique Ponce que cuando tenia 13 años le conoció en un tentadero y le pidió si podía salir a dar unos muletazos cuando acabara el maestro. Dámaso le pidió al ganadero que si el chiquillo podía torear las dos vacas que le quedaban y tras pararselas le cedió todo el protagonismo al jovencillo Ponce. Sin conocerle le jaleó y le dio ánimos y le cedió sus vacas como si de un hijo se tratara. Ese era Dámaso González.


Ese torero que acojonó a un toro de Alonso Moreno que acababa de machacar a Jose Luis Bote en una tremenda cogida contra las tablas. Cuando todo era pánico en el ruedo salió el veterano a poner orden y hacerse cargo del marrajo y lo machacó a base de temple, valor y sabiduría. Aquel San Isidro de 1992 le dejaron de contar los pases. De una.
Memorable aquella faena a un Samuel Flores en el 93, en Madrid, que le llegaba por el flequillo con aires de buey de carretas y peligro incierto. En los mismos medios con una facilidad pasmosa, sin aspavientos lo sobó, lo toreó y lo domó dejándole como una babosa. Una lección genial de un auténtico genio.


Como en  aquel festival de Albacete, ya retirado, en el que sentado en el tendido fue invitado a bajar al ruedo, de paisano a dar unos pases. Y aquel viejo torero cogió la muleta , así en frío y pegó una serie de redondos eternos que aún no han acabado. Unos muletazos de pura seda. Lentos, largos ligados. El toreo. Un primor.

Se nos ha ido y su Albacete natal le ha despedido como merecía. Taurinos o no han rendido pleitesía al Maestro y al Hombre. Dolor en compañeros , amigos y aficionados porque nos ha dejado unos de los mas grandes magos del toreo que jamás ví. Albacete queda huérfana de su gran torero en tierra de toreros buenos.
Aquel chavalín que recorría las capeas de media España y en las que aprendió el toreo y la vida. El modelo romántico de los toreros del siglo XX lo encarnó Dámaso. Y llegó a lo más alto porque era un privilegiado del dominio y del toreo. Y no se cansaba nunca. Paciente, constante y honrado. Una personalidad sobrenatural.
Un modelo a seguir para la vida y para el toreo entero. De la mejor calidad humana que pueda existir.

El Rey Del Temple, el de la canela y oro; canela fina, el del corbatín rojo mal colocao.. el domador de fieras, el de los muletazos interminables, el de la suavidad, el que hacia el toreo...ese era Dámaso González.

DEP Maestro Dámaso. Hasta siempre.

sábado, 29 de julio de 2017

FORTES BAILANDO CON LA MUERTE.



Saúl Jiménez Fortes  ahora Fortes en los carteles ,vuelve a ser noticia de nuevo por una cornada. Esta vez en Santander. Ayer cazado contra las tablas en una fea cogida que pudo tener horribles consecuencias. Afortunadamente sin excesiva gravedad y un pronóstico reservado.
Pero llueve sobre mojado. Este torero salvó la vida con dos cornadas terribles en 2015 , ambas en el cuello. Una en Madrid en Mayo y otra en Agosto en Vitigudino. Pudo morir en ambas. La segunda fue terrorífica y muy grave pero salió adelante.
Su espigado cuerpo soporta muchas cornadas ya. Demasiadas. Y la gloria no llega. Es extraño que en cada actuación suya no vuele por los aires o acabe en el suelo a merced de los pitones. Y es que el toreo es para listos.
Saúl sigue empeñado en llegar a figura o a estar en las ferias. Se ha levantado de tabacazos tremendos y se sigue poniendo de verdad y con una quietud escalofriante delante de los toros. Pero torear es algo más. Su técnica no es la más depurada y por eso le sorprenden tanto los animales. Empeñado en no moverse pierde la vertical para acabar pisoteado con demasiada frecuencia. No sé quien le asesora artísticamente o técnicamente pero parece que la reflexión y el sentido común van por caminos opuestos a la carrera de este malagueño.
Realmente es heroico lo que ha conseguido después de tanto dolor y tanto flirteo con la muerte. Pero a bruto siempre gana un toro. Y además el sistema imperante tampoco está premiando sus ímprobos esfuerzos en la plaza y su inmolación diaria.
Es como para pensárselo creo yo. Tantas heridas para tan poca recompensa invitan al análisis detenido de qué está pasando con Fortes.
No está tocado por la varita del arte pero torea con temple. Su movilidad de piernas no le ayudan demasiado y a veces se le nota torpón en los movimientos lo que le merma en la huida de ahí que sea cazado en demasía.

 
Quedan unos días para una encerrona en su plaza de Málaga con seis toros. Demasiado miedo inspira ver a Fortes con seis para el. Dios quiera que triunfe y no resulte cogido. La necesidad por el éxito le tiene obsesionado y nadie le consigue apartar de esa meta. Miedo me da. Ya hemos tenido demasiadas tragedias en los últimos tiempos. Y él también. En este caso el secreto no es insistir. Tal vez sea mejor parar, reflexionar o dejarlo.
La entrega de Fortes a la profesión ha sido muy superior a lo que el toreo le ha dado. Mucha sangre derramada y poca gloria. Mas trabajo ha dado él a los cirujanos y más tila ha vendido en los tendidos que reconocimiento o caché ha recibido.



En Madrid en San Isidro heló tanto el animo del público que apenas aplaudieron un comienzo de faena de infarto y de rodillas en el mismo centro del ruedo. Su paso por Madrid fue heroico y admirable pero no le hicieron ni caso.
Imagino esa cabeza como una olla a presión y esa cara de ausencia en los patios de cuadrillas con la mirada perdida en la incertidumbre delatan la necesidad de salír a morir cada tarde.
Ser torero no solo se consigue a base de cojones. A Fortes le sobran para dar y repartir. Tal vez necesite aprender el oficio y convencerse que el toreo no es un suicidio.
El futuro nos desvelará el resultado. Solo deseo lo mejor para este aguerrido y heroico matador. Y que Dios no permita que entre en la historia del toreo en una caja de pino. Ya se ha inmolado suficientes veces y ha jugado muchas veces con la muerte.
El toreo es muy serio y aquí se puede morir en un segundo.





martes, 18 de julio de 2017

CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR.


 
Recuerdo imágenes de los entierros de Paquirri, Yiyo o Antonio Bienvenida. Toreros caidos en el ejercicio de la tauromaquia. Caidos como héroes. Y el pueblo llano honrando su entrega de muerte en manisfestaciones multitudinarias, sentidas, de duelo.

Aquel entierro del Yiyo con una plaza repleta de aficionados llorando a la joven figura con el corazón recién partido. Una manifestación espontánea de dolor, admiración y sentimiento. No han pasado más que 30 años de aquella muerte y hoy dia la realidad es deprimente.

Ayer se celebraba un funeral en el ruedo de las Ventas por el matador Iván Fandiño, fallecido hace un mes por una cornada en Francia. En su plaza. En el ruedo donde tantas y tantas tardes se jugó la vida sin trampas. En la plaza donde se anunció en la mayor gesta en décadas matando seis toros de ganaderías duras. En la plaza donde regó con su sangre el ruedo. En la catedral del toreo donde consiguió con todo merecimiento ser figura del toreo.
 

Daba pena ver a unos pocos cientos de personas, casi todos profesionales, ganaderos, matadores y gentes del toro. Y un puñado de aficionados. Graderios vacios. Ruedo semi desierto. Ni su apoderado del alma apareció.

No vinieron los feriantes del gyn tonic. Ni los del clavel. Ni los que abarrotan burladeros en la feria y estiran el cuello para salir en las fotos. No habia prensa salvo excepciones.

No interesa. Un torero hoy en dia es un mindundi o un asesino para muchos. Solo cuatro creemos que son héroes y seres especiales.

En la era de la red social y la comunicación donde la información vuela como un rayo no acuden ni mil personas a honrar al héroe caido. Y se sabia que se iba a hacer un homenaje a Fandiño. Revelador y aplastante. Como ver en una novillada nocturna de verano en Las Ventas el pasado sábado , apenas tres mil almas.
 
 

Esa es la realidad actual del toreo. Muchos taurinos tienen la culpa. El fraude, los estacazos a la cartera del pagano o las tretas que se practican en contra de la integridad del espéctaculo han echado a muchos. Los políticos que llevan décadas dinamitando todo lo que huela a taurino o mirando para otro lado para no significarse. Los medios de comunicación que vomitan odio constante a la fiesta. Publicando basura amarillista sobre la muerte de Fandiño o buscando al ganadero propietario del toro causante de la tragedia para hacer carnaza y alimentar el morbo mas infame. Y la corriente animalista imperante ha infectado hasta el tuétano a esta sociedad indolente y sin norte.

El resultado es lo que vimos ayer. Si hubiera muerto un futbolista o un famosillo de la tele nos habrían bombardeado con difusión y la masa se hubiera movilizado.

Los toros han perdido terreno. Mucho. Por los de dentro y los enemigos numerosos de fuera.

En aquel Agosto de 1985 las cosas eran de otra manera. Ha pasado el tiempo y es innegable que esto se acaba.

Los toros y las misas cada vez están peor vistas. El declive moral y social ha colonizado cada espacio vital de esta desdichada España aniquilando muchos de los valores que la hicieron grande.

Y entre esos grandes están los toreros. Esos a los que ahora cuando salen a hombros tienen que soportar collejas, zarandeos y arranacamiento de ropajes. Esos hombres que ofrecen su vida a cambio de arte y emoción. Deberían ser tratados como Heroes y son en realidad los villanos para muchos. Se ha perdido grandeza, justicia y reconocimiento.

Síntomas que auguran un futuro negro o cuando menos incierto.

Iván Fandiño está en la gloria eterna de la Historia del Toreo. Se lo ha ganado. Eso nadie se lo quitará aunque muchos no hayan sido capaces de tributarle un pequeño homenaje de respeto ayer en “su plaza”. Qué poca memoria y qué poca decencia queda ….